Saltar al contenido

ADELE ES DE GUSTOS CAROS

La cantante Adele recalará en la ciudad de Las Vegas el próximo mes de noviembre para iniciar su esperada residencia de conciertos en el Colosseum del famoso resort Caesars Palace, una serie de recitales que tuvieron que ser pospuestos debido a unos fallos logísticos de última hora que obligaron a la artista a suspender las actuaciones solo un día antes del estreno.

El diario The Sun asegura ahora que la intérprete inglesa disfrutará de todos los lujos y comodidades reservados a las estrellas de su categoría durante su estancia en la ciudad del juego, ya que el mencionado hotel y la promotora de su espectáculo le han ofrecido, de forma totalmente gratuita, una exclusiva villa solo para ella y su familia en el imponente complejo turístico Nobu Village: se trata de una vivienda cuyo coste ronda los 30.000 dólares por noche.

“A Adele se le ha puesto en bandeja el paquete VIP más impresionante que podría recibir cualquier artista”, ha descrito así la situación un informante cercano a la cantautora. Adele podrá pedir comida en cualquier momento a los diversos restaurantes que se encuentran en todo el recinto del Caesars, y el bar de la casa estará siempre repleto de botellas de sus bebidas preferidas.

La artista británica, madre del pequeño Angelo con su exmarido Simon Konecki, podrá admirar la particular belleza y el colorido de la gran avenida de los casinos gracias al enorme patio elevado que complementa la vivienda, el cual dispone además de una barbacoa de grandes dimensiones para su disfrute, el de su novio Rich Paul y todos los amigos que quieran congregarse allí.