Saltar al contenido

A ROBBIE WILLIAMS NO LE GUSTA SU NOMBRE

Robbie Williams lleva más de 30 años utilizando un nombre artístico con el que no se siente identificado y que, en sus inicios en la banda juvenil Take That, odiaba profundamente.

En su última y reveladora entrevista a la emisora BBC Radio 1, el astro del pop ha revelado que el apelativo de ‘Robbie’ le fue impuesto por su representante en los albores de su carrera, un diminutivo que, en su opinión, le haría parecer demasiado “adorable” en unos tiempos en los que el intérprete quería destacarse precisamente como un chico urbano y hasta cierto punto rebelde.

“El nombre de Robbie no fue idea mía. Fue mi mánager el que me lo puso. Me dijo: ‘Vale, ya no eres Robert, ahora eres Robbie’. Y yo lo odiaba, porque me sonaba a niño adorable. Y yo no quería mostrarme adorable: prefería ser un chico de la calle, un chico ‘cool’. Y Robbie representaba todo lo contrario”, ha revelado para sorpresa de la presentadora y DJ Annie Mac.

Por otro lado, el cantante británico se alegra ahora de haber adoptado ese apelativo, y precisamente porque no ha llegado a mimetizarse con él a lo largo de los años. Como entre sus familiares y amigos siempre será Robert, o en su defecto Rob, el intérprete hace todo lo posible por no sentirse aludido cuando sus detractores o los sectores más afilados de la prensa critican con dureza la figura de Robbie Williams. “Creo que fue lo mejor que he hecho nunca, porque sigo sin ser Robbie Williams. Esa persona de la que hablan, a la que algunos quieren pegar no soy yo”, ha argumentado.