Saltar al contenido

Ciberacoso afecta a 16.1 millones de personas en México, necesario ahondar combate: Julieta Gallardo

-El 71 por ciento de la población en México es usuaria de internet, y en ese universo son las mujeres las que más padecen el ciberacoso

En México y estados como Michoacán es necesario intensificar las acciones y medidas en el combate al ciberacoso, el cual afecta a 16.1 millones de mexicanas y mexicanos, subrayó la diputada Julieta Gallardo Mora, vicepresidenta de la Mesa Directiva de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Puruándiro recordó a partir de la crisis sanitaria se generó la necesidad de un mayor uso de las tecnologías de la información y la comunicación, lo que ha derivado que hoy día el 71 por ciento de la población en México sea usuaria de internet conforme a los datos del INEGI.

“El incremento del uso de las llamadas TICs, ha traído consigo una mayor exposición de los usuarios de internet al ciberacoso, en donde son las mujeres quienes más lo padecen; el 29.2 por ciento de las niñas y jóvenes entre 12 y 19 años lo han padecido”.

La legisladora refirió que la estadística oficial reporta que en el último año, nueve millones de mexicanas fueron víctimas de ciberacoso, en tanto que en los hombres el número de casos llegó a 7.1 millones.

“Michoacán es el séptimo estado del país en donde se sufre más ciberacoso, el 24.7 por ciento de los usuarios de internet lo padecieron en el último año. Colima es donde más se acosa, con un 27.4 de los usuarios”.

Julieta Gallardo apuntó que la edad en que las personas acceden al interés ha venido disminuyendo, máxime en el contexto de la crisis sanitaria en donde miles de menores reciben vía virtual sus clases.

“El Código Penal del Estado no reconoce de manera específica el ciberacoso, y las penas que pueden aplicarse sobre este se circunscriben al delito de acoso sexual”.

Recordó que el ciberacoso es un acto intencionado que tiene como fin dañar o molestar a una persona mediante el uso de tecnologías de la información y comunicación, en específico el internet, y que puede derivar en daños morales, psicológicos y económicos e incluso la intención de las víctimas de terminar con su vida.

“Desde el Congreso local, debemos realizar una revisión puntual en la materia a fin de que nuestro marco normativo atienda y responda a las nuevas realidades, atajando de manera contundente conductas que atentan contra la dignidad, la seguridad y el desarrollo de las y los michoacanos”, subrayó.