Saltar al contenido

Piden repartidores a las autoridades mayor seguridad en Salamanca para poder cumplir con su trabajo sin ser víctimas de robos

En Salamanca los repartidores han expresado su preocupación ante el alto grado de inseguridad a la que se exponen por realizar sus labores, por lo que solicitaron a las autoridades mayor atención ante la misma problemática, sobre todo en los caminos rurales donde se ha presentado una mayor cantidad de percances. De acuerdo con el reporte del Periódico Correo, en días recientes se ha tenido el registro de asaltos que han incrementado el nivel de alerta.

Ante tal panorama de violencia, trabajadores de diversas empresas, reiteraron que hay recorridos en caminos con poca afluencia donde por lo general son víctimas de robos. Según la misma fuente, el pasado 21 de julio, se tuvo aviso de otro caso en el que un empleado de una empresa refresquera fue despojado de sus pertenencias cuando estaba atravesando la comunidad de Mancera. También, el día 27 de julio, un repartidor resultó herido tras ser víctima de un ataque con arma de fuego en la colonia Constituyentes. Dichos asaltos se suman a todos aquellos que no son denunciados de manera formal.

“Es nuestro trabajo y es lo que hemos hecho algunos ya por varios años. Hay compañeros que los han asaltado en más de cuatro ocasiones, ya no nos queda más que cooperar y darles las pertenencias o el dinero que traemos”, explicaron en declaraciones para el Periódico Correo. Por su parte, informaron que las empresas les han solicitado que al enfrentarse a un asalto no pongan resistencia para que su vida no corra riesgo.

A pesar de las indicaciones que les han dado los empleadores, los trabajadores explicaron que la reacción de cada persona suele ser diferente en una situación de peligro. “A veces nos gana o no sabemos cómo reaccionar, porque da coraje que en un momento puedan llevarse el dinero o el celular así de fácil cuando nos ha costado tanto trabajo ganarlo, pero por otro lado es cierto que también estamos nosotros y nuestras familias”.

En entrevista Fernando N, quien trabaja para una empresa refresquera, narró que han sido dos ocasiones que ha tenido que atravesar por un asalto. El ya mencionado, comentó: “Es como todo, sino que vamos a llevar a la casa para que coma la familia, nos sentiríamos más seguros si hubiera vigilancia en los caminos de las comunidades o las colonias lejanas, porque en ocasiones no se ve una patrulla en ninguno de estos caminos, y así como podemos sentirnos seguros o pedir ayuda”.