IMSS avanza a un porvenir con bienestar social: Zoé Robledo

En la 112 Asamblea General Ordinaria, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, afirmó que la mejor etapa de la institución está en el porvenir, en un futuro con bienestar para convertirlo en el eje del acceso universal a la salud y abrir las puertas de la seguridad social a trabajadoras del hogar y trabajadores independientes, afirmó

Ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien clausuró los trabajos de la 112 Asamblea General, Zoé Robledo señaló que el IMSS enfrentó la pandemia por COVID-19 con el apoyo y confianza del titular del Ejecutivo federal “que nos mantuvieron de pie, a la altura de las circunstancias y con posibilidades de anunciar que la mejor etapa del IMSS está en el porvenir”.

Durante el acto realizado por primera vez en 78 años de historia del Seguro Social en Palacio Nacional, el director general afirmó que la pandemia enseñó que el futuro puede ser inciertamente peligroso, por ello el IMSS piensa en el porvenir, que no es otra cosa más que el futuro con bienestar.

Como parte de la presentación del Informe de Labores y Programa de Actividades (ILPA) 2020-2021, detalló que durante la pandemia por COVID-19, el Instituto atendió 1.5 millones de casos confirmados y 314 mil hospitalizados, de los cuales 33 mil son población sin seguridad social.

Por otra parte, Zoé Robledo destacó que mediante la Estrategia Nacional de Recuperación de Servicios, 2021 va a cerrar con 80 millones de Consultas de Medicina Familiar, 13 millones de Consultas de Especialidad y 983 mil Cirugías. “Si tomamos el 2019 como el último año regular, estaremos alcanzando un nivel del 75.4 por ciento, cuando se está pronosticando que la mayoría de los países del mundo van a cerrar en 55 por ciento”.

El director general del IMSS dijo que frente a las turbulencias económicas producto de la pandemia, el gobierno federal implementó un modelo de bienestar que favoreció las finanzas del IMSS: los Créditos Solidarios a la Palabra, el incremento del salario mínimo y la reforma en materia de subcontratación, lo que ha significado 9 mil 800 millones de pesos adicionales a los ingresos del Seguro Social.

En su mensaje, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que el IMSS “está en muy buenas manos” con Zoé Robledo, y destacó que el Seguro Social es una institución ejemplar y tripartita, y sus trabajadores se aplicaron “a fondo para enfrentar la pandemia del COVID-19 de manera humana y fraterna”. 

Señaló que se ampliará el sistema de IMSS-Bienestar para brindar servicios médicos y medicamentos gratuitos a la población que no cuenta con seguridad social, mediante un acuerdo con gobernadoras y gobernadores, y “hacer realidad lo que establece la Constitución en su artículo cuarto: garantizar el derecho del pueblo a la salud”.

 Informó que el gobierno avanza en cuatro líneas de acción: el déficit de médicos generales y de especialistas en el país, mejorar la infraestructura, asegurar la distribución de medicamentos de manera gratuita en unidades médicas y regularizar la situación de muchos trabajadores de la salud.

En su intervención, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, señaló que si no hubiese existido el IMSS y otras instituciones públicas de salud, difícilmente se hubieran enfrentado los 19 meses de pandemia. Tan solo en la Ciudad de México, se pasó de 2 mil a 9 mil camas para la atención de la enfermedad.

 La mandataria local agradeció a las y los trabajadores de la salud quienes, afirmó, pusieron su vida al servicio de los demás, convirtiéndose en héroes y heroínas; al tiempo que reconoció la labor de Zoé Robledo en la dirección general de dicho instituto.

 Agregó que derivado de la pandemia se emprendió con el IMSS y el Issste el programa Salud en tu Vida – Salud para el Bienestar donde se ofrece un diagnóstico y tratamiento temprano a población en alto riesgo por hipertensión, diabetes y obesidad.

 En su intervención, el representante del sector obrero por la Confederación de Trabajadores de México (CTM), José Luis Carazo Preciado, propuso que a partir del 19 de enero de 2023 se declare el Día Nacional del Instituto Mexicano del Seguro Social, en reconocimiento a la entrega de sus trabajadores durante la pandemia por COVID-19. 

Indicó que el IMSS enfrente retos institucionales y para ello se fortalecen las acciones en materia de recaudación, medicina preventiva, aprovechamiento de herramientas tecnológicas y el cuidado del gasto para un mejor uso del presupuesto y las finanzas.