Dispone el ISSSTE de 155 Clínicas para Dejar de Fumar

Tras el marco del Día Mundial sin Tabaco –que se celebró el 31 de mayo-, el titular del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, explicó que la dependencia es pionera en la creación de una red de clínicas para Dejar de Fumar, en las cuales se atiende a personas con problemas relacionados con el tabaquismo, a través de un equipo multidisciplinario especializado en prevención, manejo y control de pacientes con dependencia a este producto y cuyo consumo provoca enfermedades pulmonares obstructivas crónicas y es una de las primeras veinte causas de mortalidad hospitalaria.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el tabaco causa ocho millones de muertes cada año y los fumadores tienen mayor probabilidad de desarrollar enfermedad severa con COVID-19; alrededor de 780 millones de personas en el mundo desean dejar este hábito, sin embargo, sólo el 30 por ciento tienen acceso a herramientas que pueden ayudarlas a hacerlo.

A partir de la pandemia por COVID-19, consumidores de tabaco se han acercado a las 155 Clínicas para Dejar de Fumar que el ISSSTE pone a disposición en todo el país y, en el primer trimestre del año se han realizado 11 mil 268 detecciones y recomendaciones para abandonar este hábito, informó el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda.

El plan de tratamiento antitabaquismo consta de 12 sesiones con duración de 1 hora a la semana por tres meses, en donde el equipo multidisciplinario ofrece sesiones con temas de interés, tanto de daños a la salud por consumo, así como técnicas de afrontamiento y manejo del síndrome de abstinencia.

Entre las recomendaciones que se ofrecen en estas clínicas, destacan: decidir qué día dejaremos de fumar; buscar ayuda en los servicios para dejarlo; fortalecer las acciones de autocuidado, uso del tiempo libre y adopción de estilo de vida saludable; cuidar la salud mental; beber agua en cantidad suficiente; cuidar la alimentación; aprender ejercicios de respiración y pautas de relajación ante el estrés; seguir las instrucciones médicas, y si hay una recaída seguir adelante.

El ISSSTE se suma a la campaña de la OMS “Comprométete a dejarlo” con campañas de concientización sobre los efectos nocivos del consumo de tabaco. De igual manera, todas las unidades médicas del Instituto realizan actividades para la promoción de la salud y el autocuidado.