Saltar al contenido

Bancos de leche materna, una seguridad y derecho para los recién nacidos

Los Bancos de Leche Humana son Centros Especializados para el procesamiento, almacenaje y distribución de la leche materna.

Su finalidad es establecer una reserva de leche materna pasteurizada para asegurar el derecho de los recién nacidos a una alimentación segura y oportuna.

Se trata de una estrategia para mejorar la salud de los recién nacidos y de esta manera proporcionarles una alimentación adecuada, completa y natural.

De acuerdo a especialistas, la leche materna promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. La lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades de la infancia, como la diarrea o la neumonía, y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad.

Cabe señalar que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta.

En diferentes países existen Bancos de Leche Materna desde el primer tercio del siglo XX. A pesar de que su uso disminuyó durante los años 80, coincidiendo con la aparición del SIDA y el desarrollo de fórmulas lácteas para prematuros, este declive en el funcionamiento de los Bancos de Leche Materna fue solo transitorio y actualmente se encuentran extendidos por todo el mundo con una tendencia cada vez mayor hacia la creación de nuevos Bancos.