Saltar al contenido

220 mil 907 personas a inicios del 2021 recibieron atención médica por secuelas de Covid-19, afirmó el IMSS

Se prevé que aproximadamente el 15% de quienes han sido contagiados por Covid-19, tendrán secuelas neurológicas, neuropsiquiátricas y neurocognitivas. Lo anterior fue confirmado por la doctora en neurociencias, Lucía Ledesma Torres, jefa nacional de Salud Mental de la Dirección Normativa de Salud del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en entrevista para La Jornada.

La especialista, agregó que en caso de tener este tipo de secuelas, es fundamental que de manera preventiva el paciente continúe bajo observación y que después de haberse recuperado de la misma enfermedad, es esencial que se realice una exploración general de la mano con un profesional de la salud. Refiriéndose únicamente a la variante Ómicron, indicó: “Los malestares suelen ser, aunque no es la generalidad, más leves, y en ese sentido los efectos neuropsiquiátricos, neurocognitivos y neurológicos no son tan patentes, pero falta investigación al respecto”.

Fue en el 2020, cuando por primera vez la Organización Panamericana de la Salud (OPS), alertó de las secuelas neurológicas por Covid-19, aclarando que los daños del virus no sólo se daban en los pulmones, sino también en el sistema nervioso central. Posteriormente, en octubre la Organización Mundial de la Salud (OMS), emitió la definición clínica de la enfermedad poscovid-19. De la ya mencionada, los síntomas registrados al momento son disfunción cognitiva, problemas respiratorios y cansancio excesivo.

Por su parte, la jefa de Gestión Clínica de la OMS, Janet Díaz, de las secuelas especificó que “pueden ser de nueva aparición tras la recuperación inicial de un episodio agudo, o bien, pueden persistir desde el inicio de la enfermedad. Además, los síntomas también pueden fluctuar o puede haber recaídas con el tiempo”. En tanto, el Instituto Mexicano del Seguro Social, informó de la existencia de 220 mil 907 personas con secuelas que recibieron atención en los primeros meses del 2021. Entre los síntomas reportados aunado a lo expuesto por la OMS, el IMSS advirtió de la presencia de tos, palpitaciones, alteraciones en el ciclo de sueño, daños en la memoria, dolor en el pecho, entre otros.

Por otro lado, en cuanto a la parosmia, que es la secuela del Covid-19 que afecta el olfato de las personas, con base en información publicada por El Financiero, el doctor Richard Orlandi, médico otorrinolaringólogo y profesor de la Universidad de Utah, señaló que es poco el conocimiento que se tiene de este padecimiento, por lo que declaró: “Puede no parecer tan urgente como otros síntomas a largo plazo de COVID, como los problemas cardíacos, la depresión y las enfermedades respiratorias. Sin embargo, los médicos dicen que puede ser problemático”.