Saltar al contenido

Impulsa diputado priista cárcel hasta por 10 años para quien altere monumentos sin permisos del INBAL e INAH

El diputado federal Brasil Acosta Peña propuso sancionar con cinco a diez años de prisión, a quien realice trabajos materiales de remodelación, construcción u otras modificaciones que alteren significativamente el inmueble declarado como monumento arquitectónico, sin la autorización del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (GPPRI) presentó una iniciativa que pretende conservar la memoria artística e histórica de las entidades federativas, así como de la investigación, protección, restauración y recuperación de los monumentos arqueológicos.

Acusó que el gobierno mexicano ha cometido el error de menospreciar la historia, de manera negligente, y en consecuencia han descuidado el patrimonio histórico y artístico de México.

Acosta Peña aseveró que México ha decidido que su patrimonio cultural sea limitado y desprotegido, “desde nuestro punto de vista el patrimonio arquitectónico mexicano es amplio y alberga arte, historia y cultura, por ello buscamos que, con las modificaciones propuestas, la ley regule y dé protección frente a la avasallante destrucción de nuestro, aún importante, patrimonio arquitectónico”.

La iniciativa busca también la creación de la Comisión Nacional de Zonas y Monumentos Artísticos, que tendrá por objeto dar su opinión a la autoridad competente sobre la expedición de declaratorias de monumentos artísticos, arquitectónicos, y zonas de monumentos artísticos.

El proyecto de decreto del legislador priista por el que se derogan, reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, se turnó directo a la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados.