Con Reforma eléctrica costará más cara la luz en hogares y empresas, se dará un duro golpe al bolsillo de los mexicanos y la economía sufrirá un grave daño: Marko Cortés

La reforma eléctrica que propone el gobierno federal aumentará las tarifas de luz en todos los hogares y empresas del país, lo que se traducirá en un duro golpe al bolsillo de los mexicanos y un grave daño a la economía en general, afirmó el presidente nacional electo del PAN, Marko Cortés Mendoza.

Señaló que Acción Nacional está en contra de la iniciativa porque, además de ser destructiva y regresiva, tendrá un impacto negativo en el costo del suministro eléctrico para la población, así como afectaciones a inversiones, cadenas productivas, actividades económicas, generación de empleos, tipo de cambio y medio ambiente.

Por eso, indicó Cortés Mendoza, desde que el gobierno morenista dio a conocer su propuesta, en el PAN no dudamos en rechazarla, porque va en contra de la generación de mejores opciones de suministro eléctrico para los ciudadanos y las empresas, de la reducción de costos, de la competencia entre las empresas generadoras, y de un futuro limpio para las próximas generaciones.

En Acción Nacional, añadió, apostamos por las energías limpias y baratas en beneficio de la gente, impulsamos la participación de particulares en la generación de la electricidad, apoyamos las nuevas inversiones y la generación de empleos en el sector energético, con el fin de sostener la competitividad del país ante la comunidad internacional. 

En cambio, la intención del gobierno de convertir a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en monopolio para la generación de energía, el cerrar la puerta a las energías limpias y renovables, la cancelación de contratos con proveedores privados por más de 1.6 billones de pesos, la destrucción de inversiones, y el pago de miles de millones de dólares por indemnizaciones, incrementarán las deficiencias en el suministro eléctrico, provocarán apagones continuos, cierre de industrias y pérdida de empleos.

“Quedarán eliminados los paneles solares que muchos mexicanos y muchos pequeños y grandes negocios utilizan a diario para contar con electricidad limpia y más barata que el gobierno no les provee. Los hogares y los negocios mexicanos tendrían que eliminar sus fuentes limpias y baratas de suministro eléctrico para conectarse de nuevo a la red y recibir energía sucia y cara”, explicó.

Asimismo, afirmó Cortés Mendoza, la propuesta del gobierno morenista es contraria a los compromisos internacionales asumidos por México en materia ambiental y de protección a las inversiones, así como en la confianza en México como socio comercial y como miembro de la comunidad internacional.