Saltar al contenido

Tras 11 años de la tragedia en el Casino Royale en Nuevo León, las autoridades piden disculpas públicas a las familias de las víctimas mortales

Con 11 años de distancia, el Subsecretario de Derechos Humanos del gobierno federal, Alejandro Encinas Rodríguez, pidió una disculpa a las familias que perdieron a sus seres queridos en la masacre del Casino Royale en Nuevo León, donde al menos 52 personas fueron asesinadas a manos de un grupo delincuencial. También ofrecieron disculpas, Javier Navarro Velasco, secretario General de Gobierno, en representación del gobierno estatal, y Luis Donaldo Colosio Riojas, alcalde de Monterrey.

Aunado a esto, Encinas aseguró que desde hace meses se acordó “no otorgar ningún permiso más en el país a todas las casas de juegos y sorteos hasta en tanto no se haga la revisión integral de los permisos que están otorgados, muchos de ellos indebidamente, de que se concluyan los alegatos jurídicos que estamos enfrentando con amparos ante los jueces, o los permisos otorgados, y hasta que tengamos una regulación que garantice el funcionamiento transparente, legal y seguro de este tipo de establecimientos mercantiles”.

Dichas declaraciones se dieron la tarde del miércoles 31 de agosto en el espacio LAB Nuevo León, en donde estuvieron presentes familiares, colectivos y organizaciones civiles. En el encuentro el secretario General de Gobierno de Nuevo León, asumió la responsabilidad de las autoridades en el no poder frenar el acto delictivo que le arrebató la vida a personas inocentes. Navarro, afirmó que tiene consciencia de que “no existe palabra alguna que pueda mitigar su pérdida”.

“Ofrecemos nuestra más honesta y sincera disculpa y condenamos el hecho, que produjeron una serie de violaciones, les damos nuestro más sentido pésame a las familias de las 52 personas, lamentamos mucho esas heridas y nos da gusto que estén con nosotros, pido un momento de reflexión y silencio”, expresó el ya mencionado, quien demás se comprometió a trabajar en materia de seguridad para evitar que otra vez Nuevo León viva una situación de este tipo.

Luciana Montaño Pomposo, coordinadora General de Seguimiento de Recomendaciones y de Asuntos Jurídicos, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, explicó que se “emitió la Recomendación 66/2012, mediante la cual se instruye a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas a emitir resoluciones en las que determine como medida de satisfacción la realización de un nuevo acto de disculpa pública”.

Por su parte, el alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, comunicó que “resulta evidente que existió una grave falta de coordinación entre Desarrollo Urbano de Monterrey y Protección Civil del Estado, esa falta de atención y descuido, derivaron en una tragedia, así como el atropello de derechos humanos fundamentales con el derecho a la vida, protección a la salud, legalidad, seguridad personal e integridad física”. “El Gobierno les pide perdón mil veces, perdón porque no investigaron para saber la verdad y miraron a otro lado, perdón, porque no persiguieron a los culpables y los dejaron libres, perdón porque no les dieron la cara, porque se escondieron”.