STPS advierte que en ningún caso se debe trasladar el costo de las pruebas de Covid-19 a los trabajadores

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), hizo un importante anuncio en relación al tema de la pandemia y al aumento en la demanda de pruebas para la detección del Covid-19, y es que aclaró que los gastos de dicha prueba no deben de ser cubiertos por los empleados de cualquier empresa en el territorio nacional. En el comunicado publicado el pasado 12 de enero del año en curso, se establece que “de acuerdo con la legislación vigente en materia laboral, es ilegal obligar a las y los trabajadores a pagar por las pruebas COVID-19, como requisito para ingresar a los centros de trabajo”.

Hacen especial énfasis en que “en ningún caso se debe trasladar el costo de las pruebas a los trabajadores”. Dicho lo anterior, también recalcaron la importancia de tomar responsabilidad ante un posible contagio por Covid-19. En el mismo comunicado, se puede leer: “A la comunidad trabajadora, se le recuerda la importancia de no acudir a los centros laborales o reuniones sociales si se presentan síntomas compatibles con COVID-19, para no ser un riesgo de potencial contagio para otras personas”.

Finalmente, la dependencia pone a la disposición de los mexicanos y mexicanas sus líneas de contacto en caso que consideren necesario presentar una queja. Las personas puede llamar al 800 717 29 42, o ingresar a la página web procuraduriadigital.stps.gob.mx/.

Así mismo, es fundamental distinguir las diferencias entre una prueba PCR y una prueba de Antígenos. Con base en información de BBC News, la prueba PCR consiste en un hisopado nasal y oral, cuyo objetivo es obtener una muestra para lograr identificar el material genético del coronavirus en el paciente. Dicha prueba es la que mejor aceptación ha tenido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los resultados llegan a demorarse hasta 24 horas, y los especialistas recomiendan que se aplique del tercer al séptimo día posterior a que iniciaron los síntomas de coronavirus.

Por otro lado, la prueba de Antígenos tiene menor sensibilidad ante la detección del virus. Este tipo de análisis busca la proteína N en la muestra obtenida del paciente, esto también mediante un hisopado nasal y oral. La misma fuente, cita al infectólogo Alberto Chebabo, de Dasa, quien explicó del tiempo de espera reducido que: “Este tiempo de espera es deseable porque el paciente puede tener una carga viral menor en los primeros días, lo que reduce la sensibilidad de la prueba de antígeno y puede conducir a un resultado falso negativo”.