Saltar al contenido

Predomina la indignación entre las familias por el actuar de las autoridades en el rescate de los 10 mineros atrapados en Sabinas, Coahuila

Tras cumplirse 3 semanas en las que los seres queridos de los 10 trabajadores que permanecen atrapados en la mina El Pinabete, han tenido que atravesar una realidad de incertidumbre y desesperación, las autoridades han afirmado que “las labores conjuntas de los 3 órdenes de gobierno, no se detienen ni se detendrán” en Sabinas, Coahuila. Sin embargo, la percepción de las familias es distinta, y es que reclaman que no se han tomado las acciones oportunas para concretar el rescate.

En entrevista para Reuters, Erika Escobedo, cónyuge de uno de los mineros atrapados desde el pasado 3 de agosto, expresó que lamentablemente “los están dando por muertos” y reprochó que “esa no es la forma” de proceder. “Estamos muy tristes (…) todavía estoy pensando cómo le voy a dar la noticia a mis hijos”, expresó la madre de familia.

Ante el trágico escenario, nuevamente se exigió la destitución de Laura Velázquez como coordinadora nacional de Protección Civil, y es que causó indignación el plan de recate de 6 a 11 meses. Cecilia Cruz Castillo, familiar de Sergio Gabriel Cruz, para El Financiero, al ser notificada de dicha estrategia, declaró: “Fatal noticia en donde nos dicen que van a abrir un tajo y que se va a tardar de seis a 11 meses. Lo hubieran hecho desde un principio”.

Por su parte, Angélica Montelongo, hermana del trabajador minero Jaime Montelongo, para la misma fuente, aseveró que los avances presentados en las conferencias matutinas han sido una mentira. “Puras mentiras le ha echado en las mañaneras, esa mujer (Laura Velázquez) mejor que se vaya y que llegue otra persona. Haga de cuenta que nos quitaron un pedazo de nuestro corazón a todas”, explicó la ya mencionada.