Pintora de brocha gorda señaliza principales avenidas de Xochimilco

Guadalupe Hernández Solares se encarga de señalizar y balizar las principales avenidas de Xochimilco. Con brocha y rodillo en mano, realiza su trabajo con gran destreza sin importar su edad.

Doña Lupe expresa que su trabajo es importante porque permite evitar accidentes viales y proteger al peatón, además de mejorar la imagen urbana. Líneas cebra, pinta de guarniciones y zonas de seguridad forman parte de las señalizaciones que se dedica a pintar.

Oriunda del pueblo de San Francisco Tlalnepantla de la zona de la montaña de Xochimilco, la protagonista de esta historia es madre de cuatro hijos y aunque las labores del hogar no están peleadas con las más rudas, comenta que para ella el trabajo es también una forma de aportar su granito de arena para mejor su demarcación.

Desde temprana hora comienza su jornada, a las 7 en punto sale del campamento junto con su cuadrilla asignada para comenzar las labores que, dependiendo de la época, pueden variar. Por ejemplo, en los meses posteriores a las elecciones comenta doña Lupe, se ha dedicado al retiro de propaganda adherida en mobiliario urbano.

Entre sus tareas comunes se pueden mencionar: la pinta de cajones de estacionamiento y límites de puestos en mercados públicos, pinta de rejas de deportivos y otros trabajos que generalmente realizaban sus compañeros varones; sin embargo, a lo largo de casi una década en el área de Servicios Urbanos, ha demostrado que también las pintoras de brocha gorda son excelentes.