Otorgan cargo a Pamela López Ruiz, novata sin experiencia, para administrar un presupuesto de 12 millones de pesos.

Sin experiencia laboral en ningún sector, egresada de arquitectura,  Pamela López Ruiz pasó de la Ayudantía de Presidencia a administrar el Programa Federal “La Escuela es Nuestra”, que maneja un presupuesto de 12 mil millones de pesos sólo para este año.

Pamela López Ruiz obtuvo, en enero pasado, un cargo en la Ayudantía de Andrés Manuel López Obrador, lo que representó su primera incursión en el mercado laboral, 5 meses después, se convirtió en Directora del Programa que, aunque forma parte de la operación de la SEP, su ejecución es supervisada directamente por la Presidencia desde la Coordinación General para Programas de Desarrollo.

“La Escuela es Nuestra” sustituyó al Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa, que fue creado en 2008 y eliminado en 2019 por López Obrador.

En aquel órgano laboraban 248 funcionarios, entre supervisores especializados, técnicos en materiales y verificadores de obra, entre otros.

Al respecto, Héctor Saúl Téllez, Diputado del PAN, opinó que el perfil de López Ruiz es una puerta a la corrupción en el Gobierno Federal, por su nula experiencia en el manejo de programas sociales, además del monto tan elevado que administra.

“Es increíble que un programa tan opaco y con reglas discrecionales, este siendo dirigido por una persona cuyo único mérito es ser una persona cercana al Presidente, eso genera sospechas y abre puertas para  actos de corrupción” puntualizó

Y es que no es la primera vez que se da un cargo a jóvenes inexpertas, ya que hay que recordar que Estefany Correa, integrante de ayudantía de Amlo, sustituyo a Cristina Ruiz como Delegada de Programas para el Bienestar en la ciudad de México, chica que de una semana a otra, obtuvo el cargo, cuando solo era la que le abrió el paso a López Obrador en su visita a Veracruz.