Saltar al contenido

La ONU-DH solicitó a las autoridades mexicanas incluir la labor periodística de Fredid Román como línea de investigación prioritaria

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), condenó el asesinato del periodista Fredid Román, quien era reconocido por su labor informativa en el estado de Guerrero, así como por su participación en el periódico Primero de Guerrero, el diario Pueblo, la revista Quehacer Político y el diario Expresión Popular, y a su larga trayectoria se suma la fundación del diario La Realidad.

A Fredid, le fue arrebatada la vida el pasado 22 de agosto cerca de 16:30 horas, al abordar su vehículo afuera de su domicilio. Guillermo Fernández-Maldonado, Representante en México de la ONU-DH, se proclamó al respecto, declarando que “el persistente ataque a periodistas en México y en particular la grave reiteración de asesinatos, impacta profundamente en la sociedad mexicana.

El ya mencionado, agregó que el “deliberado temor generado no se limita a quienes ejercen el periodismo, sino que se proyecta sobre cualquier persona, colectivo u organización que quiere ejercer su derecho a conocer, investigar, analizar críticamente y divulgar información y opinión, socavando el derecho de la ciudadanía a acceder a información de manera libre y plural en un estado de derecho”.

Por lo anterior, el organismo exhortó a las autoridades mexicanas a garantizar la “protección de familiares y compañeros de profesión que puedan enfrentar riesgos vinculados con el asesinato del Señor Román”. Aunado a esto, urgieron a que “se incluya la labor periodística de la víctima como una línea de investigación a priorizar, sin perjuicio de avanzar en otras estrategias pertinentes de forma paralela”.

Tras expresar sus condolencias, la ONU-DH expresó que es necesario que se sumen “esfuerzos para evitar la impunidad de estos crímenes, es fundamental que las autoridades de todos los niveles y de todos los poderes públicos en México condenen pública e inequívocamente todo ataque contra la libertad de expresión y articulen estrategias integrales que envíen una clara señal a la ciudadanía de que es posible revertir esta grave tendencia”.