Fiscalistas: régimen de confianza quitará el “Jesús en la boca”

Con el nuevo Régimen de Simplificación de Confianza propuesto para el próximo año, se ofrecerán tasas de impuestos atractivas y mayor facilidad para cumplir el pago de impuestos, lo que permitirá a contribuyentes dejar de preocuparse, dijeron especialistas fiscales para El Universal.

El fiscalista Óscar Ortiz, también socio líder de impuestos y servicios legales para Bolivia, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela en EY afirmó que el nuevo régimen para pequeños contribuyentes que se pone a consideración del Congreso servirá para apuntalar la misma línea que ha manejado este gobierno.

Para, el socio líder de consultoría fiscal de negocios, Rodrigo Ochoa, explicó que será un nuevo régimen que se incorpora a la Ley del Impuesto Sobre la renta (ISR): uno para personas físicas y otro para empresas.

Para personas físicas, se invita a aquéllas que realizan actividades empresariales, profesionales o arrendatarios. “Ojo, no todos pueden participar. Es para los que tengan ingresos menores a 3 millones y medio de pesos”, indicó.

Además, quienes están iniciando actividades podrían inscribirse a ese esquema, siempre y cuando estimen que no vayan a obtener ingresos mayores a esa cantidad, señaló.

En caso de que se rebasen los ingresos calculados, el fiscalista dijo que automáticamente se tendrían que salir del Régimen de Confianza para tributar, como cualquier otra persona física, bajo las reglas del ISR.

Ochoa destacó que quienes se adhieran al nuevo régimen pagarán impuestos con base en ingresos, no sobre utilidades.

Para ello, detalló, habrá una tabla progresiva con la tasa del ISR por pagar, que va de 1% a 2.5% de los ingresos. Sin embargo, también está la obligación de hacer cálculo anual y se podrán acreditar pagos al mes.