Saltar al contenido

Evita ser víctima de un fraude con los siguientes consejos de la Asociación de Bancos de México (ABM)

Para evitar ser víctima de fraude a través de una llamada telefónica, la Asociación de Bancos de México (ABM) ha emitido una serie de recomendaciones, para que la ciudadanía prevenga caer en manipulaciones mediante las cuales se hacen pasar por trabajadores del banco para obtener la información del derechohabiente. El primer punto, que es fundamental destacar es que ningún banco solicitará su Número de Identificación Personal (NIP) de tarjetas de crédito o débito. Sucede lo mismo, con cualquier contraseña o datos personales. Si llegan a solicitar este tipo de información por medio de una llamada telefónica, es probable que estén intentando estafarle.

En un escenario donde se dude de la veracidad de la llamada, usted puede comunicarse directamente al banco. Es importante aclarar que los fraudes también pueden ocurrir mediante mensajes de texto (SMS), correos electrónicos y enlaces. Incluso, en algunas ocasiones se intenta captar la atención de las personas mediante premios, ofertas o también a través la existencia de un supuesto problema, que se puede esconder detrás de términos como operaciones sospechosas, depósitos retenidos, bloqueos de cuenta o tarjeta, accesos misteriosos o que es necesario actualizar sus datos.

Otra manera de diferenciar una llamada verídica de una posible estafa, es conociendo los datos que el banco sí puede llegarle a pedir al usuario mediante una llamada telefónica. Se puede solicitar su nombre completo, correo electrónico, fecha de nacimiento o Registro Federal de Contribuyentes (RFC), pero jamás ninguna clave. En caso de recibir una llamada donde pidan sus contraseñas, es fundamental no bajar la guardia y tampoco caer en trucos para que se exponga el número al reverso de la tarjeta, un token, contraseña dinámica o el NIP.

Cabe mencionar que con base en lo reportado por empresas de ciberseguridad telefónica como Ikusi y Aslo, la cifra negra de denuncia del fraude bancario en el país es del 97.9%, mientras que de fraude al consumidor es del 96.7%. Por lo anterior, de acuerdo con lo publicado por Imagen, Hugo Vergara, subdirector de Desarrollo de Soluciones de Información, Redes y Colaboración de Ikusi y Oscar Lazcano, director general de Aslo, declararon que “ante los crecientes y constantes fraudes que se están presentando en México y América Latina, resulta imprescindible que proyectos de seguridad telefónica y ciberseguridad se conviertan en una prioridad para cualquier empresa”.