Un nuevo cierre de actividades, significaría la quiebra para muchos hoteles de la capital guanajuatense

En un escenario donde como consecuencia del incremento de casos de Covid-19 en Guanajuato, se decretara el cierre de actividades económicas, se presentarían graves consecuencias para el sector hotelero de la capital, y es que incluso les podría llevar a la quiebra, así lo declaró el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Guanajuato, Luis Alberto Espinoza Orozco.

En entrevista para el Periódico Correo, el ya mencionado dio a conocer que fue apenas en el reciente periodo vacacional, cuando la economía de los hoteles en la capital comenzó a percibir su reactivación, por lo que estarían lejos de poder sobrellevar nuevamente la crisis que se desencadenaría a causa del cierre de actividades. Comentó que la asociación que lidera, está conformada por 55 hoteles, de los cuales depende el trabajo de aproximadamente mil empleados, mismos que a su vez tienen bajo su responsabilidad el sustento de 3 mil personas.

Para no desaparecer en el punto más crítico de la actual contingencia sanitaria, comentó que gran parte de los negocios, se vieron obligados a adquirir una deuda a través de un crédito, el cual deben pagar en un periodo de tres años. “Definitivamente no podrías sobrevivir a otro cierre porque en la primera etapa de la cuarentena salimos con muchas deudas, con muchos compromisos que adquirimos y que se están liquidando a tres años y no podemos adquirir una nueva deuda. Definitivamente muchos hoteles terminarían de quebrar”, declaró el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Guanajuato.

En diciembre los resultados fueron positivos, el mismo compartió que la ocupación hotelera en promedio logró alcanzar el 41%, e incluso del 25 de diciembre al 1 de enero, se disparó hasta el 70%. Espinoza Orozco, agregó: “Los resultados del periodo vacacional que acaba de terminar fueron muy buenos. En cuanto la ocupación hotelera para todo el mes de diciembre fue del 45 por ciento. Lo que fue desde el 25 de diciembre hasta el 1 de enero se alcanzó hasta un 70 por ciento de ocupación”.