Saltar al contenido

“El campesino está triste como sus semillas, ya no sabe qué hacer”, afirma secretario de la CNC local ante afectaciones en el campo guanajuatense

Debido a que se ha registrado un incremento en el precio del fertilizante, el bolsillo de los agricultores de temporal se ha visto gravemente afectado, por lo que con base en el reporte del Periódico Correo, al menos un 60% no podrán sembrar. El resto que sí pudo sembrar, tuvieron que hacerlo de manera prematura ante la falta de actividad pluvial. Las pérdidas económicas, se estima son de aproximadamente 35 mil pesos por hectárea.

En relación al mismo tema, Samuel Balderas, secretario de la Confederación Nacional Campesina (CNC) local, confirmó que definitivamente son tiempos difíciles para el campo en Salamanca, ya que aunado al alto precio de insumos, también se tiene que sortear la falta de lluvia.

“La temporada de lluvias empieza del 25 de mayo en adelante, pero ahorita a la fecha no ha caído lo suficiente porque sale el sol y a las nueve o diez de la mañana está seco, incluso en algunas zonas el temporal para los cerros pudieran haberse dado bien, porque es donde el agua se ha dado más pronto, pero otras ya no”, declaró Balderas, para la misma fuente.

Cabe mencionar que a pesar de que en este momento mejorará la actividad pluvial para la siembra de temporal ya es demasiado tarde. “Aunque les llueva o rieguen ya es muy tarde y no se puede rescatar, tenemos un grave problema porque se van a encarecer los precios”, comunicó el ya mencionado, quien además resaltó que “el campesino está triste como sus semillas, ya no sabe qué hacer”.