Saltar al contenido

Afirma titular de la DMAOT que lona del balcón en el Callejón del Beso deberá ser retirada ya que daña la imagen urbana

Continúa la polémica en torno al “Balcón de Doña Ana” en el Callejón del Beso, y es que tras colocarse una lona a manera de protesta en el emblemático lugar de la capital por la dueña del inmueble, el director general de Medio Ambiente y Ordenamiento Ecológico y Territorial (DMAOT), Juan Carlos Delgado Zárate, advirtió que dado que la imagen urbana se ve contaminada, la lona se deberá de retirar en un plazo máximo de 10 días, ya que también va en contra del reglamento municipal de uso de anuncio y toldos en zona de monumentos.

“Puesto que sí afecta la imagen urbana ya se le hizo el requerimiento del retiro. Se dieron diez días hábiles, que es lo que se tiene que hacer de acuerdo al requerimiento, para que la gente lo pueda retirar. Esos diez días hábiles, si no me equivoco, es de este lunes en ocho días, se tendrá que haber retirado, y si no, pues hay facultades para que con uso de la fuerza pública se pueda hacer”, detalló Zárate, esto en declaraciones publicadas por el Periódico Correo.

A pesar de que exista inconformidad por quienes colocaron la lona, aseveró que “no hay manera de que pueda permanecer ahí. Independientemente de cuestiones empresariales, negocios u acuerdos de trabajo que puedan tener entre vecinos”. A lo anterior agregó que “todo lo que está dentro de la zona de monumentos, dentro de la zona patrimonial. No hay duda: lo que hay desde el Mercado Hidalgo a Campanero es zona de monumentos. Invariablemente un clavo que pongas en las paredes de este entorno requiere autorización del INAH y permiso de la Dirección de Desarrollo Urbano”.

El pasado 26 de septiembre con una manta rojinegra, la propietaria Norma Gámez, expresó lo siguiente: “Me manifiesto ante ustedes para solicitarles el apoyo legal y hacerles saber la violencia verbal y psicológica que no cesa por parte de los fotógrafos que laboran en el Callejón del Beso”, advierte la propietaria del inmueble en la manta, quien también señala que sus derechos humanos han sido violentados.

El mensaje está dirigido al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, al mandatario estatal, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y al alcalde capitalino, Alejandro Navarro Saldaña.