Exigen justicia para “Bruno”, Pastor Alemán que fue brutalmente atropellado por operador del transporte público en León

“El chófer se burló y me dijo que le hiciera como quisiera, al fin y al cabo era un perro y yo no podía hacer nada” Esas fueron las palabras que Judith recibió de un operador de la Línea L-338 del transporte público en León, a quien responsabiliza por atropellar intencionalmente a su mascota “Bruno”, un perro Pastor Alemán de 7 meses de edad, que no sólo fue golpeado por la unidad, sino que además fue arrastrado unos metros derivado de que el conductor nunca detuvo el camión, incluso después del impacto.

 

Judith sufre de discapacidad visual, por lo que “Bruno” no era únicamente una mascota para ella, sino su compañero y en un futuro su guía, sin embargo, tras este terrible suceso pide justicia ante el presunto asesinato de su perro, aseverando que ese tipo de conductores que no tienen respeto por la vida, no pueden formar parte de un servicio público porque transportan vidas.

 

Judith detalló que se acercó al Ministerio Público correspondiente para levantar su denuncia contra el operador de la unidad, pero en el MP le respondieron que por ser un perro, no se podía hacer nada al respecto, de tal manera que ahora busca el apoyo y respaldo de las Asociaciones Civiles defensoras y protectoras de los animales en la ciudad, con el objetivo de que la muerte de Bruno no quede impune y esto sirva para impulsar en la sociedad el respeto hacia los seres vivos en general y sancionar debidamente a quien no lo haga.