Crisis hídrica afecta vida cotidiana de leoneses y leonesas

Ante la crítica situación que enfrenta el Estado de Guanajuato en el tema de la sequía, se hace presente también la crisis hídrica, por lo que el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León ha recomendado medir el uso del agua e incluso en el caso de algunas colonias esperar la llegada de pipas. En esta última situación se encuentra Barranca de Venaderos y distintos puntos de la periferia, donde la escasez de agua es común.

El SAPAL a través de su página web, el pasado 12 de abril del año en curso, respecto al cuidado del agua indicó que debido a las altas temperaturas se pronosticaba que los próximos tres meses, el consumo de agua incrementaría hasta un 20%, lo que podría provocar que la disponibilidad del líquido vital disminuyera en algunas zonas ocasionando bajos niveles o poca presión en la red de agua potable.

La falta de agua también ha provocado afectaciones en la producción de industrias como en la curtiduría, ya que se requieren aproximadamente 30 litros de agua por cada kilo de piel que se procesa. En el Estado de Guanajuato existen mil tenerías, 800 de las ya mencionadas se ubican en León, esto de acuerdo con datos de la Cámara de la Industria de la Curtiduría de Guanajuato.

A raíz de la pandemia se han perdido 15 mil trabajos del sector calzado y debido a que aún no hay un regreso a clases, de acuerdo con Alejandro Gómez Tamez, presidente ejecutivo de la Cámara de la Industria del Calzado en el Estado de Guanajuato, se registró una producción sobre un 50%, razón por la cual es necesario el uso de líquido vital para que esta industria no se ve aún más afectada.

El SAPAL también informó de los mantos acuíferos que se encuentran próximos a León, ya que afirman el déficit de agua es notorio. En Valle de León el manto se encuentra al -53.9 por ciento; Río Turbio – 53.4 por ciento; Cuenca Alta de Río Laja -62.5 por ciento y La Muralla -11.6 por ciento.