Miles de hindúes se reunieron para darse un baño sagrado pese a alza de contagios de Covid-19

Este viernes, miles de fieles hindúes se reunieron para darse un baño sagrado en las orillas del río Ganges, a pesar del alza de contagios por coronavirus en el último mes.

El objetivo del ritual es “purificar sus pecados” a través del baño en el río sagrado durante el festival Makar Sankranti del 14 de enero. Se trata de una ceremonia anual en la que los habitantes de la India se bañan y limpian sus actos malos cometidos durante el año.

Un gran número de devotos se bañaron en el río sagrado, algunos con mascarillas, se agolparon en las orillas del río en la ciudad sagrada de Prayagraj.

Cabe señalar que en los últimos meses, la India se ha enfrentado a un nuevo aumento de casos de coronavirus, principalmente por la expansión de la variante Ómicron, que es altamente transmisible.

Hasta el momento las hospitalizaciones en dicha región continúan a la baja y la mayoría de personas que contraen coronavirus se recuperan en casa.

En diciembre de 2021, cientos de doctores emitieron una apelación al tribunal superior del estado de Bengala Occidental para que evitaran la realización de la ceremonia religiosa por temor a que se incrementaran los casos Covid-19, sin embargo, dicha apelación fue rechazada permitiendo que las personas se reunieran para el baño sagrado anual en el Río Ganges y con la alta posibilidad de contraer el virus.