Incendio en hospital de Bagdad deja 82 muertos y desata indignación en Irak.

Al menos 82 personas murieron el sábado en un incendio causado por la explosión de un tanque de oxígeno en un hospital de Bagdad, donde se trataba a pacientes de Covid. 110 personas resultaron con heridas, según el Ministerio del Interior de Irak.

La explosión se produjo en la Unidad de Cuidados intensivos del hospital Ibn al Jatib, en la periferia sureste de la capital iraquí. El suceso, que fuentes sanitarias y policiacas atribuyeron a una negligencia, ha indignado a los iraquíes, hartos de la corrupción, falta de servicios y la parálisis política.

De acuerdo con el primer examen del Departamento de Defensa Civil, el centro “carecía de sistema de protección contra incendios y los falsos techos han permitido que el fuego se propagara debido a su composición muy inflamable. La mayoría murieron al ser desconectados de los ventiladores para trasladarlos a lugar seguro, otros asfixiados por el humo”, detalló.

La representante especial del secretario  general de la ONU para Irak, Jeanine Hennis-Plasschaert, expresó su “conmoción y dolor”, instando además, a que se mejoren las instalaciones sanitarias, asegurando también que la ONU seguirá apoyando al sistema sanitario iraquí.

El Papa Franciso pidió oración para las víctimas y afectados por la tragedia. “Estoy cerca de las víctimas del incendio de un hospital para enfermos de Covid en Bagdad, hasta este momento 82 muertos, oremos por todos”, dijo el Sumo Pontífice antes de guardar un minuto de silencio.