Saltar al contenido

Reporta Conagua que las presas guanajuatenses presentan una reducción en su capacidad por las altas temperaturas

La Comisión Nacional del Agua (Conagua), expuso que de las nueve presas a las que les dan seguimiento en Guanajuato, su capacidad ha reducido un 35% en comparación a la cantidad de agua que reportaban al inicio de la primavera. Al momento, la presa que se registra con una menor cantidad de líquido vital es La Soledad, que se encuentra en la capital guanajuatense, y es que la misma fuente señala que cuenta con 19% de su capacidad, lo que significa que de los mil 857 hectómetros cúbicos que es capaz de almacenar, sólo cuenta con 345 hectómetros cúbicos.

Entre los municipios de Abasolo y Pénjamo, se encuentra la presa Mariano Abasolo, que actualmente se mantiene al 23% de su almacenamiento. Lo anterior, se traduce en que sólo llega a los mil 560 hectómetros cúbicos de agua, de los 20 mil 79 que debería acumular. Otro cuerpo de agua que también ha presentado una disminución es la presa La Golondrina en Pénjamo, que permanece al 25% de su capacidad, cuando el total del líquido vital que puede albergar es de cuatro mil 670 hectómetros cúbicos.

Mientras tanto el Lago de Yuriria, a pesar de que en marzo se encontraba al 59% de su capacidad, en la última actualización disminuyo a 39%, por lo que de los 800 mil hectómetros cúbicos, únicamente funciona con 534 mil 725. Otro cambio drástico fue identificado en la presa El Palote, donde si bien en marzo contaba con el 64% de su capacidad, al día de hoy apenas alcanza un 44%. Cabe mencionar que este último embalse, podría acumular nueve mil 643 hectómetros cúbicos.

El origen de la disminución del líquido vital en los embalses guanajuatenses, la Conagua se lo atribuye a las altas temperaturas, lo que provoca que se evapore el agua y también que aumente su consumo. En contraste a las cifras presentadas anteriormente, a pesar de que la presa Pañuelitas estaba en un 70% de su capacidad en marzo, su nivel actualmente se mantiene al 59% . En referencia a las presas Allende y Solis, tienen también una capacidad superior al 50%, ya que se posicionan en un 67% gracias a la actividad pluvial. La presa que reporta tener menores afectaciones es La Purísima con un 71% de su capacidad, ya que de los 110 mil  hectómetros cúbicos, ha logrado almacenar 78 mil 326.

A lo anterior, se suma el que con corte al 15 de mayo del año en curso, la Conagua habría indicado que al menos el 81% del territorio nacional presentaba algún grado de sequía, sobre todo las regiones de Sonora, Chihuahua, Coahuila y Nuevo León. A pesar de que al norte del país continúa la problemática, al sur específicamente en Tabasco y Chiapas, anunciaron un vaciado ordenado del Sistema de Presas del Río Grijalva. Dicho lo anterior, la Conagua autorizó el incremento de la extracción de la presa Peñitas de 870 metros cúbicos por segundo. El objetivo, es obtener una mayor capacidad de almacenamiento.