Caprichos políticos y falta de cultura cívica; factores que violentan derechos de los menores

Como cada 30 de abril, la celebración del día del niño tiene suma importancia en el reconocimiento de sus derechos, que incluyen: Derecho a la vida, la salud, la educación, a vivir en un hogar digno y ser cuidados de manera respetuosa y responsable; lejos de vicios, corrupción, así como de explotación laboral o sexual, sin embargo, a casi 100 años de que se empezó a conmemorar ésta fecha, vemos que los derechos del menor siguen oprimidos por caprichos políticos y falta de cultura cívica, aseveró Uriel Izaskún González López, Abogado Maestro en Ética Aplicada en Léon.

La pobreza, la marginación, la discapacidad, la violencia intrafamiliar o el maltrato infantil., son situaciones que reducen las posibilidades de que un menor pueda asistir a la escuela, acceder a los servicios de salud y hasta les obliga a tener que trabajar para colaborar al mantenimiento del hogar, situación que se agudizó con la pandemia, donde es indispensable comprender la labor que como sociedad tenemos que realizar para disminuir el daño emocional generacional que está provocando la contingencia sanitaria, resaltó Angélica Delgado Luna, Presidenta del Colegio de Psicólogos en León.

En México la celebración del Día del Niño data de 1924, año de la Declaración de Ginebra que reconoce los derechos específicos de los menores, de acuerdo al Censo de Población y Vivienda 2020 de INEGI, en México residen 31.8 millones de niñas y niños de 0 a 14 años de edad, que en términos relativos representan el 25.3% de la población total; en Guanajuato, este grupo es de 1.69 millones e integran aproximadamente al 28.89% de los guanajuatenses.