León encabeza la lista de deserciones escolares

El sector educativo ha sido uno de los más afectados por la actual contingencia sanitaria, la crisis económica derivada de la pandemia ha provocado que aproximadamente 57 mil 662 alumnos del Estado de Guanajuato abandonaran sus estudios durante el último año.

La Secretaría de Educación de Guanajuato dio a conocer que en su mayoría los estudiantes que abandonaron tanto escuelas públicas como privadas, eran del sexo masculino y representaban el 56.7 por ciento del cálculo total. En el caso de las mujeres, se tiene el registro de 24 mil 917 alumnas que se dieron de baja, lo que representa el 43.2 porciento.

De acuerdo con la misma fuente, en escuelas que imparten kínder, primaria y secundaria, se tiene el registro de 1 millón 248 mil alumnos, de los cuales sus padres dieron de baja a 3 mil 858. Por otro lado, la Educación Media Superior ha sido la más afectada, al cierre del último ciclo escolar se contaba con 245 mil 858 alumnos y alumnas, actualmente 35 mil 720 no han presentado su reinscripción. León se encuentra a la cabeza de las ciudades más afectadas con 10 mil 861 estudiantes que abandonaron la vida académica, posteriormente está Irapuato con 8 mil 599 casos y en tercer lugar Celaya con 3 mil 215.

En el caso de las universidades, se tiene un aproximado de 198 mil estudiantes, de dicha cifra 18 mil 084 decidieron no continuar con sus estudios virtuales. De la última cifra, 10 mil 799 son hombres y 7 mil 285 son mujeres. León, ante dicha situación y siendo la ciudad con más planteles de educación superior, nuevamente se encuentra en primer lugar con 6 mil 803 deserciones. A dicha lista se suma Celaya con 3 mil 156 e Irapuato con 2 mil 139.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía, indicó a nivel nacional, fueron 5.2 millones de alumnos y alumnas de entre los 3 a los 29 años de edad, los que no retomaron sus estudios para el ciclo escolar 2020-2021, esto explican pueden ser por alguna situación ligada al Covid-19 o a la falta de recursos.

De los 5.2 millones, el 26.6% opina que la educación en línea es poco funcional, por otro lado el 25.3% indicó que sus tutores no contaban con los recursos suficientes y finalmente el 21.9% señaló que no cuenta con el equipo necesario o incluso carece de conexión a internet. La mayoría señaló que en caso de que las autoridades de salud lo permitan, estarían dispuestos a retomar las clases presenciales.