Saltar al contenido

¿Sabes qué son las tormentas geomagnéticas?, aquí te lo explicamos.

Cada cierto tiempo, medios efectistas anuncian una nueva llamarada solar que impactará la Tierra a millones de kilómetros por hora. El fenómeno se presenta como si fuera algo gravísimo, que afectará la vida como la conocemos en la Tierra. Sin embargo, la realidad dista mucho de ser así.

Las tormentas geomagnéticas son eventos naturales, ante los cuales nuestro planeta está protegido de manera natural.

Las tormentas geomagnéticas son eyecciones poderosas de energía, que vienen de algunas regiones inestables del Sol, el astro principal del Sistema Solar. A estas zonas, que se ven como puntos negros sobre la superficie de la estrella, se les conoce como ‘manchas solares’. Algunas de ellas son tan grandes, que podrían devorar planetas.

De acuerdo con la plataforma Space Place de la NASA, las manchas solares se ven más oscuras porque son mucho más frías que otros espacios en la superficie del astro. Es de estos espacios de donde emanan las explosiones solares que, a su vez, producen tormentas geomagnéticas.

En promedio, se generan cada 11 años.

Con respecto a qué efectos podrían tener sobre la vida en la Tierra, es cierto que podrían ocasionar algunos inconvenientes, en términos de exploración espacial y comunicaciones .-

“Las llamaradas solares son poderosas explosiones de energía. Las llamaradas y las erupciones solares pueden afectar las comunicaciones por radio, las redes de energía eléctrica, las señales de navegación y presentar riesgos para las naves espaciales y los astronautas”, indicó la agencia espacial.

De hecho, en febrero de 2022, una tormenta geomagnética poderosa impactó a una flotilla de Starlink, la empresa de exploración de Elon Musk.

El golpe fue tan fulminante, que terminó con el 80 % de los satélites que el magnate sudafricano envió al espacio exterior., dejándolos completamente inservibles.

El Dr. Juan Américo González Esparza, Coordinador del Servicio de Clima Espacial del Instituto de Geofísica de la UNAM, explica que estos eventos cósmicos «pueden generar perturbaciones en las ondas de radio e interrupciones momentáneas en sistemas tecnológicos». Sin embargo, no tienen afectaciones para la vida como la conocemos en la Tierra.

Julio César Mejía ha dedicado gran parte de su trayectoria al estudio del clima solar; en una entrevista para “Muy Interesante México”, definió a las tormentas solares como “una liberación de energía sobre la superficie del Sol, que puede llegar a impactar nuestro campo geomagnético”.

El campo magnético terrestre, puede entenderse, como una coraza natural que nos protege contra estos impactos masivos de energía y radiación venidos del Sol. Gracias a este escudo, la vida como la conocemos actualmente es posible.

Así pues, en pocas palabras, más allá de los desastres que las tormentas geomagnéticas puedan generar sobre flotillas de satélites, no hay peligro para nuestras vidas; podemos estar completamente despreocupados por ellas.