Yon de Luisa lamentó que la FIFA no dé valor a las medidas para evitar que aficionados emitan grito homofóbico

El Presidente de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), Yon de Luisa, lamentó que la FIFA no dé valor a las medidas que se han tomado en su país para que los aficionados no griten a los rivales de su Selección “P…”, que es considerado homofóbico.

“Lo que le hemos reclamado a la FIFA es que no consideran todo lo que se hace para erradicar el grito homofóbico. Las campañas, cómo se han sumado los patrocinadores, el apoyo de la gran mayoría de la afición que sí ha cambiado su comportamiento. Todo esto no se ha considerado en las sanciones”, expreso a periodistas.

La FIFA multó  la  FMF con 108 mil 860 dólares y adicionalmente castigó a la selección con dos partidos de local a puerta cerrada por los gritos que se escucharon en partidos de las eliminatorias del Mundial de Catar frente a Canadá y Honduras.

Ante dicha sanción, La FMF recurrió al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para que defina si el castigo de la FIFA es correcto y si el Tri podrá jugar con hinchas en las tribunas sus próximos encuentros de eliminatorias en el estadio Azteca, contra Costa Rica el 30 de enero y frente a Panamá el 2 de febrero.

“Nuestros abogados nos dijeron que la decisión del TAS tardará de 8 a 10 meses, pero podrán venir diferentes acciones antes de la definición. Veremos lo que tenemos para los próximos días para saber qué pasará tanto el 30 de enero como el 2 de febrero”, añadió.

Anunció que la Federación reforzará sus medidas para terminar con la discriminación en los estadios del fútbol mexicano y una de ellas es que los seguidores que acudan a las tribunas tengan una credencial para que sea más fácil identificarlos.