VIVIR CON DIABETES, UNA ENFERMEDAD QUE CAMBIA TU ESTILO DE VIDA.

  • El mantener un estilo de vida saludable lo ayudará a controlar el azúcar en sangre.

 

La diabetes mellitus se refiere a un grupo de enfermedades que afecta la forma en que el cuerpo utiliza la glucosa sanguínea. La glucosa es vital para la salud dado que es una importante fuente de energía para las células que forman los músculos y tejidos. También es la principal fuente de combustible del cerebro.

La causa subyacente de la diabetes varía según el tipo. Pero, independientemente del tipo de diabetes que tengas, puede provocar un exceso de glucosa en la sangre. Un nivel muy alto de glucosa en la sangre puede provocar problemas de salud graves.

Las afecciones de diabetes crónica comprenden diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. Las afecciones de diabetes potencialmente reversibles incluyen prediabetes y diabetes gestacional. La prediabetes ocurre cuando tus niveles de glucosa sanguínea son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos como para clasificarlos como diabetes. Y la prediabetes es a menudo la precursora de la diabetes a menos que se tomen las medidas adecuadas para prevenir la progresión. La diabetes gestacional ocurre durante el embarazo, pero puede resolverse después del nacimiento del bebé.

Los síntomas de la diabetes varían según cuánto se eleve tu nivel de glucosa sanguínea. Es posible que algunas personas, en especial las que padecen prediabetes o diabetes tipo 2, no experimenten síntomas. En el caso de la diabetes tipo 1, los síntomas tienden a aparecer rápido y a ser más intensos.

Algunos de los signos y síntomas de la diabetes tipo 1 y tipo 2 son: Aumento de la sed, Micción frecuente, Hambre extrema, Pérdida de peso sin causa aparente, Presencia de cetonas en la orina, Fatiga, Irritabilidad, Visión borrosa o Llagas que tardan en cicatrizar. Infecciones frecuentes, como infecciones en las encías o en la piel, e infecciones vaginales

Aunque la diabetes tipo 1 puede aparecer a cualquier edad, suele aparecer en la infancia o en la adolescencia. La diabetes tipo 2 (el tipo más frecuente) puede aparecer a cualquier edad, aunque es más común en personas mayores de 40 años.

Todos los que tienen diabetes necesitan educación sobre la diabetes. ¿Por qué? Porque las actividades cotidianas afectan el azúcar en sangre. Por ejemplo, lo que coma, cuándo coma, cuánto coma (y lo que esté haciendo en ese momento), todo afecta su azúcar en sangre. De manera similar, si se ejercita, qué ejercicio haga, cuánto tiempo lo haga, y cuándo lo haga, también afectará su azúcar en sangre. La insulina también afecta el azúcar en sangre. La dosis, el tipo de insulina y cuándo la tome en relación a la comida, ejercicio y descanso, todo cambia los niveles de azúcar. Cuanto más sepa, más fácil será mantener la salud. Estos son apenas unos pocos de los temas cubiertos en el programa de este sitio web, así como en las clases de autocuidado en el Centro de Enseñanza para la Diabetes.

El tratamiento para la diabetes evoluciona todo el tiempo. Mantenerse actualizado con la información más reciente lo ayudará a tomar mejores decisiones, evitar complicaciones y obtener tratamiento precoz en caso de que sí surgiesen complicaciones.  

Reconozca cómo las emociones, la enfermedad y los viajes afectan el nivel de azúcar en sangre. El estrés y cualquier cambio en la rutina cotidiana pueden afectar el control del azúcar en sangre. Necesita entender cómo estabilizar el azúcar en sangre cuando está alterado emocionalmente, enfermo o de viaje.

El tratamiento para la diabetes evoluciona todo el tiempo. Mantenerse actualizado con la información más reciente lo ayudará a tomar mejores decisiones, evitar complicaciones y obtener tratamiento precoz en caso de que sí surgiesen complicaciones.