Saltar al contenido

Traslado aéreo por quemaduras, un reto para instituciones y fundaciones

La prevención siempre será la herramienta más importante. Partiendo de esa premisa, mover a menores de edad que hayan sufrido quemaduras en más del 40 % de su cuerpo, desde Chiapas hacia Estados Unidos vía área, implica un reto mayúsculo para las instituciones y fundaciones.

Lo que no se ve se traduce en la gestión de aviones, trámites para el visado, pasaportes y, en algunas ocasiones, hasta documentación básica como el acta de nacimiento; incluso hay casos en los que se tiene que resolver la barrera del idioma.

Gabriela Escudero Aramoni, delegada estatal de la Fundación Michou y Mau, describió uno de los retos más importantes que vivieron en días recientes: solicitar una extensión de horario (después de medianoche) de operación del Aeropuerto Internacional Ángel Albino Corzo de Tuxtla Gutiérrez, para mover a una paciente; eso implicó abrir la pista y desplegar a trabajadores y personal de Migración para las revisiones y el despegue.

 

Información: Adolfo Abossaid / Cuarto Poder