SINDROME DE MALA ABSORCIÓN, PADECIMIENTO SILENCIOSO CON ANOMALÍAS MORTALES

*Este padecimiento se produce por causas que afectan directamente al intestino delgado o que sin afectarlo alteran el proceso normal de la digestión

 

Se le llama síndrome de mala Absorción, es una dificultad o pérdida de la capacidad del intestino delgado para la normal absorción de uno o más nutrientes, durante el proceso de digestión.

La digestión es un proceso que consiste en descomponer los alimentos que ingerimos en componentes más sencillos y absorberlos en el intestino

Este proceso comienza en la boca, con la masticación. Los alimentos se rompen en trozos más pequeños y se mezclan con la saliva; forman así el bolo alimenticio. Además, las grasas o lípidos y los hidratos de carbono empiezan a descomponerse por acción de las enzimas salivales.

El bolo alimenticio pasa al esófago y llega al estómago. En este órgano, se libera ácido clorhídrico y enzimas que digieren las proteínas y las grasas en compuestos más sencillos.

La masa que se ha formado en el estómago se llama quimo, y pasa al intestino delgado. En este tramo del tubo digestivo, el páncreas y el hígado liberan los jugos pancreáticos y la bilis, respectivamente.

Entre las causas más frecuentes que generan el síndrome de mala absorción  afectan, directamente, al intestino delgado se encuentran: Lesiones de la mucosa intestinal por infecciones, parásitos, enfermedades inflamatorias o autoinmunes, lesiones tumorales, intolerancias, entre otras.

La disminución de la superficie de absorción intestinal tras una cirugía o radioterapia, lesiones o déficits vasculares intestinales, que a su vez impiden el paso de los nutrientes absorbidos a la sangre.

De igual forma, hay otras anomalías que no afectan directamente al intestino delgado, que son: enfermedades del páncreas, hígado, vías biliares, esófago o estómago. El déficit de una o varias enzimas digestivas, enfermedades sistémicas como diabetes, alteraciones de la tiroides o de la paratiroides.

El uso de fármacos que provocan lesiones de la mucosa intestinal o que bloquean selectivamente la absorción de uno o más nutrientes.