Saltar al contenido

La vacuna contra el VIH de Moderna entró en fase de prueba con humanos

Tras haber transcurrido 40 años desde el comienzo de la epidemia del SIDA, los científicos han intentado desarrollar una vacuna eficaz contra este padecimiento, sin embargo hasta hace un tiempo no se había tenido éxito.

Finalmente, esta semana Moderna comenzó los ensayos clínicos en humanos de una vacuna contra el VIH que utiliza la misma tecnología de ARNm que sus inyecciones contra el Covid-19.
De acuerdo a investigaciones anteriores realizados en monos se han mostrado muy prometedores y probar la vacuna en personas reales es un paso fundamental para que el biológico sea aprobado para su uso médico.

Moderna confirmó que había administrado las primeras inyecciones de su vacuna en la Universidad George Washington el jueves junto con la Iniciativa Internacional de Vacunas contra el SIDA.

Dicho ensayo clínico de fase 1 consta de 56 adultos VIH negativos en todo el país, 48 de los cuales recibirán una o dos dosis de la vacuna de ARNm. Posteriormente de esos, 32 también recibirán un refuerzo, mientras que otros ocho participantes recibirán solo el refuerzo, que se espera que produzca inmunógenos contra el VIH, según ABC .

El objetivo de la vacuna es estimular la producción de células B, las cuales con suerte crearán anticuerpos contra el virus y también determinar qué régimen de vacunas es más efectivo.

Haber desarrollado una vacuna eficaz contra el VIH ha sido extremadamente complejo por varias razones: por un lado, el virus engaña y ataca al mismo sistema inmunitario que se supone que lo neutraliza. Además de eso, el VIH se replica extremadamente rápido y muta todo el tiempo, lo que ocasiona que sea casi imposible que una sola vacuna identifique y detenga el virus.

Otra de las razones importantes por la que todos deberíamos prestar atención al ensayo de la vacuna contra el VIH de Moderna es porque, si tiene éxito, ésta podría ser otra epidemia que la tecnología de ARNm ayude a terminar.

Pese a que los esfuerzos de prevención e investigación del VIH/SIDA se vieron paralizados temporalmente por la pandemia del Covid-19, parece que todos los recursos que se destinaron a la investigación de vacunas de ARNm podrían terminar beneficiando la lucha para erradicar el VIH.

En la actualidad hablar sobre el VIH es estigmatizante, pero tener VIH no es una sentencia de muerte y las personas con VIH pueden vivir una vida larga y saludable con la medicación adecuada.

Para las personas VIH negativas, existe una pastilla llamada PrEP que, cuando se toma todos los días, reduce el riesgo de contraer el VIH en aproximadamente un 99 %. Es por ello que una vacuna efectiva sería una noticia sorprendente para nuestras comunidades, considerando que las personas de color aún constituyen la mayor parte de los nuevos diagnósticos de VIH cada año.

Finalmente, una vacuna es un gran paso adelante para democratizar la prevención del VIH para los millones de personas que no tienen acceso a la PrEP, así que Moderna se está preparada para continuar trabajando y monitorear a los participantes del ensayo clínico durante los próximos seis meses, por lo que sabremos mucho más sobre la efectividad de las vacunas en ese momento.

    Etiquetas: