Isstech salva vida a un bebé de 24 semanas de gestación

Gracias al trabajo del personal médico y enfermeras del Hospital de Especialidades Vida Mejor (HEVM), del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (Isstech), logró salvar la vida de un menor de 24 semanas de gestación quien nació con un peso de 800 gramos y que permaneció 100 días internado; este martes se dio de alta sano y estable con un peso de 1.8 kilos.

Su madre, Roxana, de 40 años, tuvo complicaciones desde la semana 22 de gestación, pero fue en la 24 que ya no se pudo retener el embarazo, por lo que el 4 de julio nació Santiago con un peso de 800 gramos.

“Santiago es un prematuro de 24 semanas de gestación que estuvo hospitalizado 100 días, con un diagnóstico de 24 semanas, con un peso de nacimiento de 800 gramos y un peso mínimo de 600, en la actualidad pesa 1 kilo 800 gramos”, afirmó Pamela Sánchez Rivera, Neonatóloga Pediatra a del Área de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del HEVM.

“Estuvo con ventilación mecánica 53 días, aparte su manejo con Presión Positiva Continua de las vías respiratorias por 23 días, actualmente se encuentra sin oxígeno. Es un bebé que necesitó del manejo a nutrición parenteral, antibióticos, valoraciones múltiples por especialistas”, agregó Sánchez Rivera.

El 10 de julio, tras valoraciones médicas, dieron de alta a la madre y comenzó el peregrinar de Santiago. En su tercera semana de nacido registró el peso más bajo, 600 gramos, por lo que, nuevamente, médicos y enfermeras se vistieron de héroes y salvaron la vida al menor.

“Ha sido una de las batallas más difíciles que hemos vivido como familia; sin embargo, gracias a la ayuda de todas las personas que trabajan en el Hospital de Especialidades Vida Mejor, de pediatras, enfermeros y médicos”, dijo Roxana.

En el mes de septiembre, Santiago evolucionó favorablemente y llegó a pesar 1 kilo con 500 gramos, la mitad del promedio. Pero su vida estaba fuera de peligro gracias a médicos y enfermeras del HEVM. Tras 12 semanas en el Hospital, este 12 de octubre fue dado de alta.

“Soy testigo de todas las atenciones que tuvieron con él, no solo ellos sino todas las personas que trabajan aquí, fue posible que mi hijo Santiago saliera adelante y que salga hoy graduado y se encuentre día a día evolucionando, les agradezco infinitamente a todos la atención brindada, por regalarle vida el día hoy”, agregó la madre de Santiago.

Finalmente, la doctora aseguró que Santiago es un milagro y un triunfo para la institución. “Esto no hubiera sido posible sin todo el personal capacitado con el que cuenta dicho nosocomio; es un gran trabajo de equipo, tanto médicos, enfermeras, personal administrativo, gracias a ello el éxito y la vida de Santiago. Hoy estamos haciendo su graduación. Se va en muy buenas condiciones, sin oxígeno, comiendo y pesando bien”.