Especialistas detectan renuencia por parte de la gente a visitar a los psicólogos cuando existe un problema emocional

Aún existe mucha renuencia por parte de la gente a visitar a los psicólogos cuando existe un problema emocional, señaló Karina Gallegos Gómez, psicóloga especialista.

Lo anterior, en el marco de la próxima celebración del Día de la salud mental, la profesional explicó que el objetivo que trabajan los psicólogos con los pacientes emocionalmente afectados, es sensibilizar sobre los problemas relacionados con el tema y movilizar esfuerzos para mejorarla.

Existen ocasiones que la vida nos pone a prueba situaciones que a veces superan nuestras capacidades como una enfermedad, una ruptura de pareja, la muerte de un ser querido, el fracaso de un sueño que anhelamos, o problemas económicos.

Explicó que aún en la actualidad no tenemos esa cultura de cuidar esa parte de nuestra vida, “por ejemplo, tenemos la confianza de ir al médico si tenemos calentura u otra situación, pero aún no decimos libremente y con conciencia hoy me siento triste y voy al psicólogo”.

Gallegos Gómez subrayó que aún estigmatizamos la relación psicológica, estigmatizados a las personas que se deprimen, que sienten angustia y expresan deseos de morirse, también a los que vemos llorando constantemente sin motivos o por una pérdida.

“Este día es para invitar a la toma de conciencia que es de donde parte la salud mental, el aprender a ser conscientes de cómo estamos, cómo nos sentimos, qué estamos pensando y ser empáticos con los sentimientos del prójimo”.

Generalmente y aunque parezca absurdo, dijo, las personas necesitan de apoyo para poder empezar a cuidar su mente y justamente esa es la labor de los que se dedican a la profesionalización de la salud mental.

“No es un ejercicio para locos cómo vulgarmente se les llama, sino más bien un apoyo para trabajar en la resiliencia que es aquello que implica para superar las circunstancias adversas, y reestructurar nuestros recursos psicológicos en cuestión de las circunstancias que se nos presentan y en nuestras necesidades”.

En este caso los profesionales de la salud mental brindan herramientas o apoyo para que las personas sean resilientes y no sólo sean capaces de sobreponerse a las adversidades, sino que vayan un paso más allá y tomen esas acciones para crecer y desarrollar su máximo potencial, concluyó