EL ABC DE LOS SUPERALIMENTOS

* Incorporar superalimentos forma parte del objetivo y puede ayudar en tu viaje hacia la salud y felicidad.

Los superalimentos son un grupo de alimentos ricos en vitaminas y minerales, y nutrientes de origen vegetal con propiedades antioxidantes llamados fitonutrientes.

Un superalimento es la unión del prefijo “super” y el nombre “alimento”, todas las palabras que llevan el sufijo “super” las relacionamos con un exceso de algo, como los superpoderes de los héroes. En los superalimentos ocurre lo mismo, los alimentos tienen un aporte mayor de propiedades naturales con respecto a otros.

Los superalimentos son aquellos que poseen una fuente de fibra, de vitaminas y de minerales. Estas propiedades ayudan a nuestro cuerpo para protegernos contra las enfermedades.

También, un alto contenido en fitonutrientes y compuestos antioxidantes como el betacaroteno y las vitaminas A y E.

Además, tienen una baja densidad calórica, significa que una gran porción de alimento contiene pocas calorías.

Entonces, los superalimentos son alimentos que tienen efectos positivos en la salud humana por su composición y naturaleza. De hecho, los indígenas los utilizan para sanar el cuerpo y la mente.

El propósito principal de los superalimentos es nutrir a nuestro cuerpo de todo lo que demanda y qué son ingredientes vitales como son los nutrientes, las vitaminas y los minerales. No olvidemos, que los superalimentos se componen de antioxidantes que permiten a nuestro cuerpo fortalecer el sistema inmune, ayudan a desintoxicarlo y, además, reducen el riesgo de enfermedades crónicas.

Las grandes empresas alimenticias no han escatimado esfuerzos para fabricar y comercializar alimentos con poco o ningún valor nutritivo; normalmente nos referimos a ellos como “comida basura”. Estos productos son creados por científicos especializados en alimentación y están diseñados para ser adictivos.

Los nutrientes más relevantes que componen los superalimentos son los ácidos grasos como el omega 3, los puedes encontrar en alimentos como las semillas de chía o las semillas de cáñamo.

Los minerales abundan en los superalimentos como la kale aportando calcio o el cacao rico en hierro y cobre.

Los antioxidantes y los antiinflamatorios se encuentran en el té matcha, en la cúrcuma o en las bayas goji.

Otros que son considerados superalimentos son: Almendras, Cacao/Cacao en polvo, Semillas de chía, Ajo, Semillas de cáñamo, Espinaca, Algas, Canela, entre otros.