Chiapas es el segundo estado con mayor porcentaje de personas mayores no afiliadas a servicios de salud

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) brindó información censal de 1990 y 2020, donde indica que la población de 60 años y más pasó de 5 a 15.1 millones, este incremento evidencia el proceso de envejecimiento a nivel mundial.

Resaltó que en México, casi tres millones de persona adultas mayores no están afiliadas a alguna institución de servicios de salud, pese a ser un derecho social que beneficia las condiciones de vida de la población, principalmente las personas de 60 años o más, quienes afrontan con mayor frecuencia enfermedades crónicas degenerativas.

Los porcentajes más altos de personas de 60 años y más no afiliadas a los servicios de salud se ubicaron en Michoacán, Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Guerrero, México y Puebla, con porcentajes que van de 24 a 32 por ciento. En tanto que, Nuevo León, Chihuahua, Baja California Sur, Sinaloa, Coahuila, Sonora, Colima, Yucatán y Aguascalientes reportan los más bajos, con proporciones entre 10 y 13 por ciento.

El INEGI indicó que en el 2020, el 98% de la población de 60 años y más hizo uso de los servicios de salud. Y, las instituciones con mayor recepción de usuarios fueron el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con 38% y la Secretaría de Salud con 25%.

Respecto al sexo, 97% de los hombres son usuarios de los servicios de salud y 98% en las mujeres; por institución, se mantiene el mismo comportamiento que el nacional.

La Coordinación del Programa de Salud del Adulto y Adulto Mayor (PSAAM) de la Secretaría de Salud del estado expuso que para mejorar la atención y lograr que las personas mayores de 60 años vivan una vejez en buen estado físico y mental, implementaron una serie de acciones, como la puesta en marcha del modelo de atención gerontológico en unidades de primer nivel.

Ampliaron la cobertura de vacunación y la detección de sintomatología prostática y de síndromes propios de esta etapa, como las caídas y alteraciones de incontinencia urinaria. Así como la cobertura de salud mental, detectando de manera oportuna alteraciones de memoria y de depresión.

Es de importancia mencionar que, la Secretaría de Salud proyectó para este 2021, diseñar un modelo de capacitación dirigido al personal operativo, que permita fortalecer la profesionalización de los servicios y responder a las necesidades de la población de 60 y más años.