CÁNCER DE RIÑÓN, UNA INCIDENCIA CADA VEZ MAYOR EN LA POBLACIÓN

  • El cáncer de riñón se descubre a menudo en una etapa temprana, cuando el cáncer es pequeño y se limita al riñón.

El cáncer de riñón es un cáncer que comienza en los riñones. Los riñones son dos órganos con forma de frijoles, y cada uno tiene aproximadamente el tamaño de un puño. Están ubicados detrás de los órganos abdominales; hay un riñón a cada lado de la espina dorsal.

En los adultos, el carcinoma de células renales es el tipo más común de cáncer de riñón. También pueden presentarse otros tipos menos comunes de cáncer de riñón. Los niños pequeños son más propensos a desarrollar un tipo de cáncer de riñón llamado “tumor de Wilms”.

 El cáncer de riñón o renal se forma en el tejido de las células renales, denominado carcinoma de células renales. Generalmente, ocurre en pacientes con una edad promedio de 64 años de edad, siendo más común en hombres que en mujeres.

Los síntomas que presentan las personas que padecen de cáncer de riñón son los siguientes:

  • Dolor lateral en la región lumbar.
  • Presencia de sangre al orinar.
  • Masa o protuberancia en la espalda baja.
  • Pérdida inexplicable de peso.
  • Fiebre persistente.
  • Inapetencia.

Si presenta algunos de estos síntomas, es preciso efectuar un diagnóstico por parte de un médico especialista. Incluye la realización de análisis de laboratorio e imagenología. En casos más complejos se estima conveniente realizar una biopsia, para obtener un diagnóstico más preciso.

El tratamiento a aplicar dependerá de la edad, grado de la lesión y estado de salud del paciente: intervención quirúrgica, radiación o terapia dirigida, mediante el uso de medicamentos.

Aunque no está claro qué causa la mayoría de los tipos de cáncer renal, los médicos saben que el cáncer de riñón comienza cuando algunas células del riñón desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN.

El ADN de una célula contiene las instrucciones que le dicen a una célula qué hacer. Los cambios les indican a las células que crezcan y se dividan rápidamente. La acumulación de células anormales crea un tumor que puede extenderse más allá del riñón. Algunas células pueden desprenderse y esparcirse (hacer metástasis) hacia partes distantes del cuerpo.

Entre los principales factores de riesgo de esta enfermedad, se destacan los siguientes: Personas fumadoras, uso inadecuado de analgésicos por tiempo prolongado, hipertensión, sobrepeso, personas afrodescendientes, personas mayores de 50 años y pacientes en tratamiento de diálisis.

La incidencia del cáncer de riñón parece ser cada vez mayor. Una razón de ello puede ser el hecho de que las técnicas de imagen, como la tomografía computarizada, se están utilizando con mayor frecuencia. Estas pruebas pueden hacer que se descubran más tipos de cáncer renal accidentalmente.