Conflicto y bloqueo en Altamirano generan pérdidas millonarias

Derivado del bloqueo que se mantiene des el 30 de septiembre en la cabecera municipal de Altamiran se ha generado millones de pesos en pérdidas y afectaciones a los diferentes sectores económicos, entre ellos, el turístico.

Cabe recordar que, hasta el momento las autoridades no han logrado dialogar con los habitantes inconformes con la llegada de la presidenta municipal del PVEM, Gabriela Roque Tipacamú, esposa del alcalde saliente del mismo partido, Roberto Pinto Kánter, quien fue secuestrado horas antes del relevo municipal.

Los empresarios del ramo turístico aseguran que Altamirano es un tramo carretero fundamental para conectar a Comitán con Ocosingo, cuya región alberga Los Lagos de Montebello, Las Tres Ztimoleras, Chukumaltik y las Cascadas del Chiflón, destinos turísticos de gran importancia en Chiapas.

De acuerdo con transportistas, un bloqueo carretero representa un promedio de pérdidas por un importe de 3 a 5 millones, si consideramos que este bloqueo lleva 5 días, las pérdidas podrían cuantificarse entre 15 a 25 millones de pesos.

Hasta el momento, las autoridades no logran la libertad del ex alcalde, ni ubican el paradero de la alcaldesa, que no ha sido vista en público desde el 30 de septiembre, es decir, en este municipio hay un vacío de poder y no llegan a negociaciones las autoridades y los inconformes del grupo “Los Ejidatarios”, que acusan a Pinto Kánter de corrupción y han pedido auditoría a su administración.

Sismondi Esparza Flores, coordinador de la Mesa de Seguridad Turística en el estado expresó: “Qué hace el Congreso del Estado, la Auditoría Superior, los órganos de control, yo creo que también es un llamado para ellos, que deben sancionar a estos presidentes municipales”.