Ofrecen oportunidades de educación a personas refugiadas y solicitantes de asilo en México

Por otro lado, alrededor de 100 personas refugiadas y solicitantes de asilo podrán acceder a oportunidades de educación superior en el país, gracias al convenio de colaboración y de concertación de acciones firmado entre la COMAR, la subsecretaría para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la ACNUR y la asociación civil Dialogo Intercultural de México Activo (DIMA).

Este es uno de los compromisos asumidos en el Foro Mundial sobre los Refugiados (FMR) de 2019, en solidaridad con las personas refugiadas, como de los países y comunidades de acogida, que resultó en más de 200 compromisos específicos para la educación.

Proyecto Habesha, es uno de los principales planes de DIMA, nació en 2015 para hacer posible que jóvenes originarios de Siria continuaran su educación superior en México. Por lo que, el convenio marca una nueva época para el programa, que permitirá que tanto personas refugiadas reconocidas en un tercer país, como solicitantes de la condición de refugiado, puedan viajar a México para estudiar.

Al respecto, este grupo de personas enfrentan múltiples obstáculos legales, administrativos y prácticos para acceder a vías complementarias. Entre ellos, criterios de admisibilidad, requisitos financieros y de documentación, así como dificultades para acceder a embajadas, obtener permisos de salida o encontrar información.