LOS ARRECIFES Y SU IMPORTANCIA EN EL CARIBE MEXICANO

*Los corales contribuyen a revertir el efecto invernadero, mediante la eliminación y reciclaje del dióxido de carbono.

 

Los arrecifes de coral son formaciones de organismos marinos invertebrados, ubicados especialmente en aguas tropicales, cálidas y poco profundas debido a que requieren de energía solar. Por esta razón, los arrecifes se ubican a una profundidad máxima de cincuenta metros bajo el mar.

Se les conoce como bosques tropicales del mar, ya que albergan una gran variedad de flora y fauna marina, como peces, langostas, cangrejos, pulpos, estrellas de mar y otros animales invertebrados.

El coral es una estructura que posee colores, formas y tamaños muy diversos, compuesta por millones de animales marinos denominados pólipos, los cuales se convierten el calcio que contiene el agua de mar en piedra caliza, alrededor del coral.

Los corales se agrupan en colonias y las colonias de gran tamaño se denominan arrecifes, los tipos de arrecifes más conocidos son:

  • Arrecifes costeros: están ubicados cerca de la línea costera. Son las formas de arrecife más jóvenes.
  • Arrecifes de barrera: se encuentran más alejados de la costa, formando una pared que separa las aguas profundas cerca de la costa y el mar abierto.
  • Atolones: son arrecifes con forma de anillo que sobreviven en aguas con una temperatura entre los 16 y 20 grados. Se ubican en las aguas cálidas de los océanos Pacífico e Índico, Mar Caribe y la costa este del centro de América del Sur.

Aparte del magnífico paisaje visual que ofrecen los arrecifes de coral, por su colorido y diversas formas, cumplen con una función protectora del medio ambiente, sirven de hábitat de una cuarta parte de todas las especies marinas del mundo.

Los arrecifes protegen a las islas y los continentes de las olas y las tormentas, contribuyendo a la supervivencia de otras especies en aguas poco profundas cerca de la costa.

En México el número de corales formadores de arrecifes es de aproximadamente 60 especies, entre el 8 y el 10 % de todas las especies conocidas en el mundo. La zona con mayor riqueza de especies de corales duros es el Caribe y Golfo de México donde viven alrededor de 45 a 60 especies. En el Pacífico se han registrado un máximo de 17 especies. Los corales blandos en México suman aproximadamente 50 especies.

Para contribuir con la protección y conservación de los arrecifes, se deben realizar las siguientes acciones: Reducir las emisiones de dióxido de carbono y el consumo de plásticos, participar en proyectos de conservación de los arrecifes, practicar el buceo en el mar de manera responsable, no tocar ni pisar los corales, no comprar souvenires elaborados con corales, utilizar bloqueadores solares amigables con el ambiente, que contengan ingredientes activos que no contribuyan al blanqueamiento de los corales.