INCAPACIDAD POR PATERNIDAD: ¿HASTA 45 DÍAS DE DESCANSO?

Cuando se inicia una relación laboral, ambas partes adquieren derechos y obligaciones.

Por parte del empleado incluyen el buen comportamiento, el realizar un buen trabajo, ser sincero, entre otros; la empresa, por su lado, tiene la obligación de brindar las prestaciones de ley y cumplir con lo establecido en la Ley Federal del Trabajo.

Se ha buscado impulsar y generar políticas que apoyen a los trabajadores, tanto a nivel profesional como personal; tal cual es el caso de los empleados que han optado por formar una familia.

Pero, en el caso de nacimientos, ¿Qué tipo de incapacidad, permiso o licencia aplica? 

El artículo 132° de la Ley Federal del Trabajo, en la sección XXVII establece que los empleados varones tienen derecho a cinco días días laborables con goce de sueldo por nacimiento de hijo o por adopción de un menor.

Por lo que si alguno de los empleados anuncia que va a tener un hijo o está por concluir un proceso de adopción, tiene que realizar el trámite —o dar aviso— con el área correspondiente de la empresa.

Aunque si nos ponemos a pensarlo un poco, esta licencia puede ser insuficiente para las necesidades del trabajador y su familia.

Mientras las madres cuentan con 12 semanas de permiso —6 antes del parte y 6 después de éste—, los padres sólo gozan con 5 días, y esto puede complicarse en caso de que el bebé requiera de más cuidados y atenciones.

México se encuentra muy rezagado en el tema, en comparación con países como España, donde dan 2 semanas de permiso, Alemania con 9 semanas o Francia con 28 semanas; aunque el promedio para los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos —y a la cual pertenece México— es de 8 semanas.

De acuerdo con Expansión, en noviembre de 2020 el Gobierno de la Ciudad de México envió una iniciativa para ampliar la incapacidad por paternidad hasta 45 días. 

Sin embargo, aún no existe nada aprobado y siguen siendo iniciativas de reforma.

Existen ciertas disposiciones estatales en las que este plazo sí ha sido ampliado; por ejemplo, en el Estado de México, pero sólo aplicable a trabajadores del Estado (que es de 30 días y solo en caso de ser padre soltero, aumenta a 45 días).

El que una empresa ofrezca a sus colaboradores prestaciones superiores —mayores a las que marca la ley— siempre hablará bien de ella, además de que logrará que los empleados se sientan más a gusto y comprometidos.

En el caso de los días de permiso por el nacimiento de un hijo, ofrecer días extra a los que marca la ley, puede traer resultados positivos, por ejemplo:

  • Impulsar la equidad de género con políticas internas para el beneficio de los empleados.
  • Contribuir al desarrollo del núcleo familiar al incentivar la convivencia entre padres e hijos.
  • Fortalecer el sentido de pertenencia de los colaboradores al sentirse apoyados por la empresa.