Saltar al contenido

HOMENAJE AL POETA ÓSCAR OLIVA EN BELLAS ARTES

El reconocido poeta Óscar Oliva, quien ganó hace unos días el Premio Nacional de Artes y Literatura 2021 en el campo de Lingüística y Literatura, sostuvo que el quehacer poético debe estar integrado con las demás artes. Así lo expresó durante el homenaje por sus 85 años y la totalidad de su obra, realizado el mediodía de este domingo en el Palacio de Bellas Artes.

 

Durante su intervención, recordó que a finales de 1959 tuvo su primer trabajo en el Departamento de Artes Plásticas del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), bajo la dirección de Horacio Flores Sánchez, quien le “enseñó a escuchar música, me dio a conocer la danza contemporánea y quiénes la hacían en esos años. Y también, por supuesto, me enseñó a ver pintura y fotografía.

 

“Comprendí que como en la antigüedad, y en el primero y segundo Renacimiento, deben estar las artes integradas”, manifestó el autor chiapaneco, quien destacó el enorme gusto que le dio que el reconocimiento se lo haya dado Lucina Jiménez, “mi querídisima amiga de tantas batallas culturales que hemos hecho juntos”.

 

Oliva (Tuxtla Gutiérrez, 1937) recibió reiterados aplausos nutridos y vítores, ante su compañera de vida, Sonia Quiñones, y su familia, así como de escritores, amigos y admiradores.

 

Lucina Jiménez, titular del Inbal, mencionó que Oliva es “uno de los poetas vivos más significativos en el acontecer literario del país. Su poesía es lluvia fina, es rocío de la mañana y otoño enérgico que no puede disociarse de la realidad cotidiana, pero se aleja con gran elegancia del panfleto. Su obra no concede, recrea permanentemente formas que nos permiten rencontrarnos, rentendernos y tener esperanza en el mundo”.

 

Refirió que Oliva recibió en 1975 el Premio de Poesía Aguascalientes por Estado de sitio, poemario medular de su obra, y que en 2022 cumple 50 años de su publicación. La funcionaria reconoció en el poeta a un profesional que ha transitado por campos artísticos variados, “siempre dejando una profunda huella como gestor cultural”, en arquitectura, danza, artes plásticas, poesía y teatro.