Saltar al contenido

GRANDES EMPRESAS, LAS BENEFICIADAS EN APOYOS ANTE EMERGENCIA SANITARIA

Las grandes empresas absorbieron 39 por ciento del gasto que gobiernos de países en desarrollo desplegaron para atender la emergencia, por encima de los recursos que recibieron la protección social, las pequeñas y medianas empresas, así como los trabajadores informales, exhibe un informe elaborado por la Coalición para la Transparencia Financiera (FTC, por su sigla en inglés).

 

Los beneficios para grandes corporativos en 21 países de ingresos medios y bajos analizados se componen de préstamos y recortes de impuestos, que se impusieron sobre 37 por ciento que se destinó a políticas de protección social, 20 por ciento de apoyos a pequeñas y medianas empresas y 4 por ciento a trabajadores que ocupan en la información.

 

“A pesar de la crisis del costo de vida, los gobiernos de los países en desarrollo, a menudo con las manos atadas por las instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), priorizan a las grandes empresas por delante de las personas”, condenó Matti Kohonen, director de la FTC.

 

Hasta ahora, se espera que entre 75 y 95 millones de personas en el mundo se vean empujadas a la pobreza extrema este año debido a la pandemia de covid-19 y la crisis del costo de la vida como resultado en parte de la guerra de Ucrania, a medida que la desigualdad sigue aumentando, de acuerdo con información recuperada de la Organización de Naciones Unidas.

 

En ese escenario, se estima que más de 85 por ciento de la población mundial vivirá bajo estrictas medidas de austeridad durante 2023, detalla parte del informe. Hay un deterioro generalizado de la situación económica, el cual llevó a que desde 2021, aunque las necesidades aumentaron tras el primer año de la pandemia, se gastó un tercio menos de dinero en comparación con 2020, hasta 2.4 por ciento del producto interno bruto en promedio.