Saltar al contenido

En pleno 14 de febrero, Ricardo Anaya dejó plantado a la FGR en el Reclusorio Norte.

Ricardo Anaya, ex candidato presidencial del PAN, no asistió a la audiencia en la que la Fiscalía General de la República lo iba a imputar por el caso Odebrecht. El Juez calificó de injustificada la inasistencia y dio luz verde para que se pida una orden de aprehensión en su contra.

La sesión estaba programada para las 09:00 horas de este lunes en el Centro de Justicia Federal del Reclusorio Norte. Sin embargo, Eduardo Aguilar, abogado de Anaya, llegó solo y anunció que su cliente no asistiría.

Ya ante el Juez el defensor pidió una prórroga para justificar la ausencia de Anaya, quien había sido apercibido de que tenía que estar en forma presencial en la sesión la cual se había reprogramado en cuatro ocasiones. Aseguró que desconocía el motivo por el cual su cliente no se presentó a la sesión y refirió que la ampliación era para buscarlo y conocer de primera mano el motivo de la ausencia a tan importante audiencia.

No obstante, Marco Antonio Fuerte Tapia, juez de control al cargo del caso, negó la prórroga y dijo que la FGR está en libertad de buscar otro mecanismo para hacerlo comparecerentre ellos la orden de aprehensión en su contra. Pese a la ausencia al juzgado, Ricardo Anaya salió en si defensa en redes sociales. A las 10:56 horas subió un video en su cuenta de Twitter en el que una vez más se dijo perseguido político.