Saltar al contenido

El presidente López Obrador habló de la aclaración de su hijo sobre su vida en Houston.

La lujosa casa del hijo mayor de Andrés Manuel López Obrador, José Ramón López Beltrán, en la que ha vivido en Houston (Texas, EU) puso en jaque el discurso moralista y de austeridad del presidente mexicano.

El primogénito del mandatario de México se pronunció por primera vez sobre el reportaje que reveló, en enero pasado, que él y su pareja, Carolyn Adams, ocuparon en 2019 y 2020 una casa que pertenecía a Keith L. Schilling, ejecutivo de Baker Hughes, que ese año obtuvo un contrato de Pemex.

“Soy un ciudadano privado, y no tengo injerencia alguna en el Gobierno de México. Mis ingresos provienen al cien por ciento de mi trabajo en Houston. No hubo, ni habrá conflicto de interés. Les pido respeten mi vida privada y la de mi familia”, indicó López Beltrán, de 40 años en un breve comunicado.

Nacido el 30 de marzo de 1981, en Tabasco, José Ramón es el primogénito del presidente López Obrador, y uno de los tres hijos que tuvo el actual mandatario con su primera esposa, Rocío Beltrán, además de Andrés Manuel y Gonzalo.

José Ramón fue nombrado así en honor a un hermano de López Obrador que falleció cuando era niño. Es licenciado en derecho por la Universidad de Las Américas, y padre de un pequeño que nació en enero de 2020.