El presidente AMLO reiteró que la problemática en la refinería dos bocas surgió de un conflicto entre sindicatos.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) están involucrados en el conflicto en la obra de la refinería de Dos Bocas, pues disputan el control del contrato colectivo.

Tras las protestas y el paro de labores en la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo este jueves que sus adversarios están deseosos de tragedia.

“Ayer con el enfrentamiento de trabajadores e intervención de la policía, ya hablaban de un muerto y están pero muy deseosos de que haya tragedia, de que nos vaya mal, son tiempos de zopilotes”, dijo en la “mañanera”.

Ante ello, López Obrador aseguró que seguirá trabajando y garantizando la libertad de expresión. “Sí están muy nerviosos y eso los lleva a hacer el ridículo que es muy lamentable”, señaló.

De acuerdo con los inconformes, cerca de 5 mil empleados que trabajan en la construcción de la obra insignia del gobierno federal en Tabasco protestaron ayer por malos tratos, incumplimientos en pago de salarios y condiciones laborales.