Saltar al contenido

Domina el empleo informal, tras la crisis

La recuperación del empleo en México y América Latina, tras la crisis provocada por la pandemia, ha sido liderada por el segmento informal, dio a conocer la Organización Mundial del Trabajo (OIT).

Solo en el caso de México, 72 por ciento de los empleos que se han recuperado desde mediados de 2020 y hasta el tercer trimestre del año pasado han sido en el sector informal, señaló el reporte Panorama Laboral en América Latina 2021.

Vinícius Pinheiro, director de la OIT para América Latina y el Caribe, señaló que la informalidad ha sido relevante para entender los impactos de la crisis sobre el mercado laboral en la región.

En conferencia virtual destacó que tras el impacto de la pandemia en América Latina, en el segundo trimestre de 2020, los empleos informales fueron lo que mayor disminución tuvieron mientras que en la recuperación económica también han figurado como las plazas laborales que más rápido se ocupan.

Entre 60 y 80 por ciento de los puestos de trabajo que se han recuperado en la región han sido en el mercado formal, y México es de los países con mayores tasas en este segmento.

Roxana Maurizio, especialista regional de Economía Laboral para la OIT, explicó que México es un claro ejemplo de que que pasa en la región en cuanto a la brecha en recuperación de empleo.

Asimismo, destacó que para países donde la tasa de informalidad ha sido históricamente alta, como el caso de México, existe el riesgo de que la brecha de empleo por recuperar esté sesgada a empleos fuera de la formalidad.

“Es una característica estructural de la región, donde veos que alrededor de 49 por ciento de los trabajos son informales, es decir, uno de cada dos”, subrayó.

Además de la informalidad que prevalece en los puestos de trabajo, destacó la inequidad que hay en el mercado laboral y la disparidad con la que se han recuperado los sectores de la economía.

La especialista subrayó que las mujeres y los jóvenes han sido los más afectados por esta crisis, sobre todo porque de los 4.5 millones de puestos que restan por recuperarse en la región, 4.2 millones corresponden a trabajadoras que perdieron su empleo.

En el caso de los sectores, el director de la OIT para la región destacó que hay algunos que fueron impactados por la crisis pero que ya muestran recuperación, como la agricultura o el de la construcción, pero otros, como los relacionados con el turismo, no han podido acercarse a los niveles previos a la crisis.

En el caso de México, sectores como el del comercio, la construcción y el transporte han recuperado el terreno perdido en 2020, pero otros como las industrias o, principalmente, los de servicios, aún no alcanzan los niveles de 2019.

En ese sentido, los directivos coincidieron en que la generación de empleo en América Latina y el Caribe para recobrar los niveles previos a la contingencia sanitaria ha sido “mediocre”, por lo que tomará dos o tres años más la recuperación.

“La creación de empleo ha sido mediocre. Enfrentamos la perspectiva de una prolongación de la crisis de empleo hasta 2023 o 2024, debido a un escenario de crecimiento económico más bajo. El panorama laboral de la región es incierto”, dijo Pinheiro.

Advirtió que si la crisis de empleo se alarga puede resultar preocupante porque genera desaliento y frustración, lo que a su vez repercutirá sobre la estabilidad social y política de la región.

El reporte de la OIT señala que la recuperación económica registrada el año pasado resultó insuficiente para recuperar los 49 millones de puestos de trabajo que se perdieron en la región durante el peor momento de la crisis por la pandemia, en el segundo trimestre de 2020.

De acuerdo con el organismo internacional, al cierre de año se registró una tasa de desempleo regional de 9.6 por ciento, lo cual representó una mejoría desde el 10.6 por ciento que se alcanzó en 2020.

No obstante, indicó que está 1.6 puntos porcentuales por arriba de lo que se registró en 2019, previo a la contingencia sanitaria por los contagios de Covid-19 que afectó a todas las economías del mundo.

    Etiquetas: