Bienestar para Niñas y Niños Mi Beca para Empezar.

El gobierno de la Ciudad de México que encabeza Claudia Sheinbaum entrega una beca mensual a más de un millón 200 mil alumnos y alumnas de los niveles preescolar, primaria y secundaria del sistema de educación pública en la capital de la República.

Se trata de una beca universal. En su entrega no se excluye a nadie por ningún motivo. Todas y todos tienen derecho, sin importar clase social, ideología, religión, ubicación geográfica, pertenencia étnica, discapacidad, condición de salud, color de la piel, género, filiación política de padres y madres o calificaciones de niñas y niños.

La tarjeta en la que se deposita el monto de la beca es también el vehículo o vínculo para el ejercicio de otros derechos: útiles y uniformes escolares, seguro contra accidentes escolares y mejoramiento del plantel escolar.

Al llegar al gobierno de la ciudad, Sheinbaum se encontró con la existencia de la beca Niños Talento, creada en el sexenio 2006-2012. A diferencia de otros programas de corte universal, esta beca era focalizada, se entregaba solo a una pequeña porción del alumnado de las primarias y la selección se hacía tomando como criterio el promedio de calificaciones. De esta forma, se contribuía al agudizamiento de las desigualdades en el entorno escolar, a la discriminación, al entronizamiento de la cultura meritocrática y a la difusión de la falsa creencia de que las calificaciones expresan necesariamente la existencia o inexistencia de talento.

El dilema para el gobierno capitalino actual era desaparecer la beca por discriminatoria, con lo cual se afectaría a quienes la recibían, o universalizarla, con lo que se mantendría el beneficio de quienes ya lo tenían y se extendería a todas los demás alumnos y alumnas. Se optó por la segunda alternativa y se creó así Mi beca para empezar.